La catedral de Basilea, una visita imprescindible

por el 7 septiembre 2015

La catedral de Basilea, una visita imprescindible

Situada al norte del país y al borde de la frontera con Alemania, Basilea es una de las ciudades más conocidas y visitadas de toda Suiza, y es que en ella podemos descubrir mil y un rincones interesantes, numerosos museos y un gran número de edificios singulares. Uno de estos edificios, situado entre los más representativos e imprescindibles en cualquier visita, es su imponente catedral, hoy en día iglesia evangélica que alberga las tumbas de personajes históricos tan ilustres como Erasmo de Róterdam y Jakob Bernoulli.

La iglesia de la catedral de Basilea fue construida inicialmente en estilo tardorrománico, aunque tras el famoso terremoto que desoló la ciudad en el año 1356 ésta quedó parcialmente destruida. Por ello mismo, años más tarde tuvo que ser reconstruida por el arquitecto Johannes Gmünd en estilo gótico y en el año 1423 fue ampliada gracias a Ulrich von Ensingen. Por último, en 1500 se incorporó al conjunto la torre sur, finalizada por Hans von Nußdorf.

Lo que más llama la atención de la catedral es, posiblemente, su fachada de color arenisca roja, aunque también las vistas que desde ella se pueden tener del otro lado del Rhin debido a su privilegiada situación junto en lo alto de la ciudad. En su interior, lo más interesante de ver es la tumba de Erasmo, situada en la nave norte, el maravilloso púlpito tallado en 1486, la tumba de la reina Ana, esposa de Rodolfo de Habsburgo, situada al norte del coro, y la cripta, donde se pueden observar algunos de los restos de la catedral anterior.

Vía | Wikipedia

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *