Zytglogge, una de las atracciones más visitadas en Berna

por el 13 Febrero 2015

Zytglogge, una de las atracciones más visitadas en Berna

La preciosa ciudad de Berna nos recibe con un casco viejo que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y con un sinfín de edificios, museos, tiendas, rutas y actividades para no aburrirnos en nuestro paso por ella. Esta, además de ser la capital de Suiza y, por tanto, uno de sus rincones más visitados, es también una de las ciudades con mejor calidad de vida del mundo, así que tanto como para el turista como para el residente nos encontramos, sin duda alguna, ante un buen y agradable punto del mapa geográfico.

Aquí, justo en una de sus calles principales vivió un célebre personaje como Albert Einstein, concretamente entre 1902 y 1909, mientras trabajaba en la oficina de patentes. Todos los días, cuando iba a su trabajo, andaba y pasaba por delante de uno de los grandes símbolos de la ciudad y de todo país, es decir, del Zytgloggle, “la campana del tiempo”, un precioso reloj astronómico que probablemente le inspiró para formular su teoría de la relatividad.

La torre del Reloj de Berna se comenzó a construir alrededor del año 1191 y se finalizó en 1256, convirtiéndose en una de las torres de entrada de las fortificaciones occidentales de la ciudad. Al momento de su construcción tan sólo medía unos 16 metros de altura, pero debido al rápido crecimiento de las demás fortificaciones la torre quedó en un segundo y tuvieron que llevar a cabo una ampliación de la misma elevándola unos 7 metros más para que así sobrepasara a las casas de los alrededores. Fue utilizada también como prisión para mujeres hasta el gran incendio que sorprendió a Berna en el año 1405.

Como se puede observar, dicha torre cuenta con un reloj astronómico que data del siglo XVI. El indicador del reloj nos muestra la posición del Sol y la esfera nos indica la fase lunar actual. En el círculo exterior móvil podemos ver el signo zodiacal actual. Por otro lado, su elegante tic-tac no ha parada desde hace más de 600 años y, si nos apetece, podremos subir por su escalera de caracol hasta su mirador, lo cual nos ofrece una vista panorámica que merece mucho la pena.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-Esther Westerveld

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información