mercados navidad

Las fiestas de Navidad en la ciudad de Milán
Costumbres y tradiciones

Las fiestas de Navidad en la ciudad de Milán

Escrito por: Xavi Vargas
5 Diciembre 2015
Sin comentarios
2 minutos

Si ya de por sí las ciudades se ponen muy bonitas por Navidad, imagina un lugar como Milán, que sin aderezos ya es precioso. Durante estas fiestas, la capital lombarda luce sus mejores galas, con árboles de Navidad y alumbrado especial en los puntos más famosos de la misma, y las tiendas se preparan para recibir a miles de clientes, en busca de los mejores trapos.

En Milán, la Navidad comienza oficialmente el 7 de diciembre, coincidiendo con el día de San Ambroggio y las fiestas que se celebran en torno al que es el patrón de la ciudad. Durante los primeros días se instala en la Plaza del Castillo y los alrededores un mercado llamado "Oh Bej Oh Bej", que tiene un antiquísimo origen (del siglo XIII) y que, dadas las fechas, ha derivado en una especie de mercadillo navideño en el que se puede encontrar casi de todo, y en el que no podéis dejar a un lado las delicias gastronómicas típicas.

En Italia son muy tradicionales y gustan de pasar la Nochebuena y la Nochevieja en familia, pero hay muchas opciones para los turistas. Los restaurantes de la ciudad ofrecen cenas especiales y los locales de marcha abren durante toda la noche, por lo que hay mucho ambiente en las principales plazas. Para dar la bienvenida al nuevo año, las calles se llena de gente para contemplar el clásico castillo de fuegos artificiales que lo anuncia.

Aunque en Italia no se lleva la tradición de los Reyes Magos, resulta que a Milán sí llegan. Según la historia, la ciudad albergó durante un tiempo el Relicario de los Reyes Magos que ahora está en Colonia, Alemania. Por eso, se hace una procesión escenificando la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar a la Basílica de San Eustorgio, donde todavía se les venera culto.

Foto | Gabriele Barni

Mercados Navideños y Belenes en Roma
Costumbres y tradiciones

Mercados Navideños y Belenes en Roma

Escrito por: slledo
29 Noviembre 2012
Sin comentarios
2 minutos

Por mucho que hagamos esfuerzos para no caer en el lazo de la Navidad, lo cierto es que resulta imposible resistirse a sus luces, su magia, y el amor y los buenos deseos que impregnan cada calle y cada hogar. La mayoría de las grandes ciudades se engalana con luces y decoraciones que dan un toque muy especial y que atrapa al viandante. Es el caso de la ciudad de Roma, ya de por sí emblemática y bella, en Navidad alcanza su máximo esplendor.

En estas fechas, al igual que en otras ciudades se instalan puestecitos y mercados navideños donde conseguir todo tipo de decoraciones para casa además de degustar y exponer productos típicos y dulces. Uno de los mercados tradicionales más populares es el que se monta en la Plaza Navona. Es el más antiguo y para muchos el más bello de la ciudad. Encontraremos en sus casetas piezas artesanales y todo tipo de figuras para montar nuestro belén o "Presepio" en italiano, además de monedas de chocolate que simbolizan la buena fortuna para el próximo año o juguetes y libros. Otro mercado también bastante popular es el que se instala en la calle Lungotevere Castello, muy cerca del Castillo Sant Angelo.

En todos los puestos encontraremos a la Befana, esa señora mayor con aspecto de bruja a la que esperan entusiasmados los niños para que les entregue sus dulces, regalos o carbón en el caso de no haberse portado demasiado bien. Por otro lado, hay que remarcar la importancia de los Presepios para los italianos. De hecho, el primer belén fue creado por uno de sus ciudadanos, San Francisco de Asís.

Para los romanos y para todos aquellos que visiten la ciudad en estas fechas es imprescindible hacer un recorrido por los belenes recreados y expuestos más bonitos. Como ejemplo puedes pasarte por la Iglesia de Santa Maria del Popolo, en el Salón Bramante situado en la Piazza del Popolo. Allí se exponen más de 200 pesebres construidos con toda clase de materiales y traídos de todas las regiones de Italia y de algunos países extranjeros. Estará abierta al público desde el 22 de noviembre y hasta el 6 de enero.

Vía | Mercados Navidad
Foto | Flickr-EmmaJG

Mercados navideños en París
Costumbres y tradiciones

Mercados navideños en París

Escrito por: slledo
29 Noviembre 2012
Sin comentarios
2 minutos

París, la ciudad del amor y también en estas fechas, de la Navidad. Las luces en las calles harán que la bella y romántica ciudad francesa todavía resulte más entrañable y atractiva. Sentir el ambiente navideño será posible gracias a la gran cantidad de mercados que venden dulces típicos, adornos, luces y un amplio surtido de regalos para ir completando las cartas a Papa Noel.

En todos estos mercados la temática será la Navidad pero en cada uno de ellos encontraremos características diferentes ya sea por sus productos, su decoración o su ubicación. Vamos a pasar pues a enumerar los principales mercados navideños de París.

  • El Mercadillo de Papa Noel. Situado en el Boulevard Saint Germain des Pres en el distrito de Notre Dame-Quartier Latin. Estará abierto desde el seis de diciembre y hasta el dos de enero. Aquí encontraremos el pueblo de Papa Noel y como no podía ser menos podremos hacer algunas de nuestras compras mientras saboreamos algo dulce como unas crepes o unas deliciosas gofres.
  • Mercadillo de Montparnasse. Abre sus casetas desde el 5 de diciembre y hasta el 30 del mismo mes. Está en la Place Raoul Dautry y está dedicado a la venta y degustación de productos regionales.
  • Gare de l'Est. Situado en la parada del metro del mismo nombre. El mercado preferido de los niños pues aquí se venden toda clase de golosinas y diferentes comestibles. Es posible comprar desde spretzels hasta embutido. Abierto del 30 de noviembre al 15 de ciembre.
  • Aldea Europea de la Navidad. Uno de los más populares de la ciudad ya que se ubica frente a la Torre Eiffel. El lugar se convierte en una estación de montaña con su pista de patinaje, el típico muñeco de nieve o incluso un iglú gigante. En los puestos que la componen se vende productos de la gastronomía francesa o piezas de artesanía entre muchas otras cosas.
  • Mercado de los Campos Elíseos. Ubicado en uno de los lugares más bellos de la ciudad se convierte en lugar tradicional de avituallamiento para la Navidad con más de 160 casetas comerciales. Desde el 16 de noviembre y hasta el 6 de enero.
  • Mercadillo de la Defensa. Situado en el distrito 92-Hauts de Seine, centro financiero de la ciudad. En este mercado es imposible no sentir la Navidad pues hay más de 300 puestos de artesanía a lo largo de 10.000 metros cuadrados donde es posible disfrutar de las decoraciones navideñas además de saborear deliciosos productos. Del 21 de noviembre al 29 de diciembre.

    Vía | Turismo París
    Foto | Flickr-Visitingeu

Mercados navideños en Madrid
Ocio y cultura

Mercados navideños en Madrid

Escrito por: slledo
29 Noviembre 2012
Sin comentarios
2 minutos

Un año más, Madrid al igual que muchas otras ciudades de España se viste de Navidad con sus luces y sus tradicionales mercados navideños. Uno de los más conocidos y más antiguos es el que se instala en la Plaza Mayor. Comenzó su historia en blanco y negro cuando hasta aquí llegaban vendedores esporádicos de pollos y pavos traídos de la Sierra con la intención de que los ciudadanos les comprasen los animales para sus comidas y cenas de Navidad.

Más tarde comenzaron a instalarse puestecitos con productos para decorar la casa, productos normalmente artesanales para confeccionar el Belén. Fue con el estreno de la película "Chencho" en 1962 cuando se hizo popular en todos los rincones de España. En una de sus escenas el abuelo perdía a su nieto entre la gente que visitaba el mercado. Desde entonces cada año lo visitan miles de personas en busca de el último detalle para decorar la casa.

Con el tiempo Papa Noel y las luces de todo tipo fueron instalándose entre figuras de belén. Hubo muchos años donde los puestos de Navidad compartían espacio con otros puestos de artículos de broma pero desde el año 2008 se decidió trasladarlos a otra plaza. Pero no sólo podemos visitar este mercado, hay muchos más repartidos por la ciudad donde incluso se instalan pistas de hielo o de trineo donde pasar un buen rato con los niños patinando, es el caso del Mercado de la Plaza de Callao. En otros pueden adquirirse productos artesanales vendidos en casetas medievales como el Mercadillo de la Plaza de Benavente.

Así pues, recorrer estos mercados durante la Navidad aunque sólo sea por pasear y sentir el ambiente festivo, se ha convertido en toda una tradición para la familias similar a la de ir al Circo o buscar a los pajes de los Reyes de Oriente. Todos ellos comienzan sus aperturas a finales de noviembre o principios de diciembre y sus horarios suelen ser de diez de la mañana a diez de la noche alargando una hora más los fines de semana.

Vía | Viajar a Madrid
Foto | Flickr-Druidabruxux


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.