Bayas, la ciudad romana sumergida frente a la costa de Nápoles

Bayas, la ciudad romana sumergida frente a la costa de Nápoles

Escrito por: Xavi    12 septiembre 2018     Sin comentarios     2 minutos

Te proponemos que conozcas Bayas, restos de un sitio de vacaciones de la antigua Roma. Conoce su historia y su peculiar localización, con una parte sumergida.

La Odisea, el poema épico que narra el regreso de Ulises a casa desde la Guerra de Troya, cuenta que Bayo, el timonel de la embarcación, fue enterrado en un lugar frente a las costas de Nápoles. Por eso, ese lugar se bautizó como Baiae, o Bayas en su forma castellanizada.

Y ahí, en Bayas, surgió una ciudad, o más bien un sitio de recreo pues no poseía instituciones como un foro para ganarse la condición de ciudad romana. Una sitio de recreo pegado al mar, una vez las costas eran seguras y estaban libres de piratas, y al que empezaron a acudir las gentes de mejor condición económica, al punto de que algunos emperadores como Nerón, Adriano o Calígula llegaron a establecer allí su lugar de vacaciones.

Lo primero que atrajo de Bayas fueron sus aguas termales. Pero en realidad, la imagen de esta especie de ciudad de vacaciones a la romana que nos ha llegado gracias a las crónicas de los escritores y poetas de entonces es la de un lugar donde todo estaba prácticamente permitido, donde la lujuria y el pecado no eran vistos como tal sino como algo cotidiano.

Bayas, la ciudad sumergida frente a las costas de Nápoles

Los restos arqueológicos de Bayas se encuentran en dos lugares bien diferentes. Uno, sobre la superficie, en una zona de litoral cercana al Castillo Aragonés de Bacoli (una de las ciudades metropolitanas de Nápoles) y en el que se pueden encontrar algunos templos dedicados a dioses como Mercurio o Venus, termas y algunas de los restos de las lujosas villas que conformaron este peculiar resort. Y la otra parte sumergida bajo el mar y descubierta a mediados del siglo XX. Varios de los restos bajo el mar fueron rescatados y están repartidos por los diferentes museos arqueológicos que hay en la zona.

No es que Bayas tuviera dos localizaciones diferentes, sino que la ciudad se ha ido dividiendo a lo largo de la historia por mor de un fenómeno geológico llamado bradisismo. Este es un fenómeno que se da en regiones donde la actividad volcánica es intensa y que provoca tanto el ascenso como el descenso del nivel del suelo. Esto es lo que provoca que una parte de los restos arqueológicos de Bayas se encuentren en el mar, hundidos a unos kilómetros frente a la costa napolitana en las aguas del llamado Golfo de Pozzuoli.

Los restos de Bayas se pueden visitar, tanto los que están los superficie como los que están sumergidos, normalmente sobre barcos con fondo acristalado pero también haciendo submarinismo. Así que ya conocéis otro lugar arqueológico interesante en la zona, como los de Pompeya o Herculano, que no hay que perderse si sois amantes de conocer los restos de la antigua Roma.

Foto 1 | Wikimedia Commons – Carole Raddato
Foto 2 | Wikimedia Commons – Ruthven


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.