Fervor en la fiesta de La Tirana
Costumbres y tradiciones

Fervor en la fiesta de La Tirana

Escrito por: bgarcia
30 marzo 2012
Sin comentarios
2 minutos

La Tirana es una de las fiestas más importantes de Chile, tanto que el pueblo que le da nombre pasa de tener 800 habitantes a 200.000-250.000 durante las celebraciones. La Tirana está situada en la comuna de Pozo Almonte, en la Región de Tarapacá, a unos 70 kilómetros de Iquique. La fiesta se celebra el 16 de julio, en honor de la Virgen del Carmen, la Chinita como se la conoce cariñosamente.

Fieles católicos de la región, el país y todo el mundo se acercan hasta La Tirana durante la semana de la fiesta para agradecer a la Virgen algo que hizo por ellos, cumplir alguna promesa o pedirle algún ruego. Las manifestaciones de fervor impresionan, personas caminando de rodillas o arrastrándose por el pueblo para llegar hasta la Virgen y el esfuerzo de muchos por tocar su manto mientras recorre su Iglesia.

Diablada tradicional de La TiranaEn la calle se celebra con tradicionales bailes y danzas, en el Calvario, en grupos con orígenes tan dispares como culturas prehispánicas, boliviana o gitana entre otras. Entre ellos El Chino, por ser el chileno más antiguo, tiene el honor de ser el grupo de los porteadores de la Virgen. Cantos de homenaje acompañan a estas coloridas y alegres danzas. El momento álgido de la festividad, que tiene su origen en los obreros aymarás, bolivianos y peruanos que trabajaban en San Lorenzo de Tarapacá, comienza en la medianoche del día 16. Fuegos artificiales, una misa multitudinaria en la plaza y música, danza y cantos por el cumpleaños de la Madre de Dios, es lo que encuentra el visitante esa noche.

Pero hay otra historia detrás de la religiosa, una leyenda que recuerda a muchas otras. Ñusta Huillac, la hija de un príncipe incaico cautivo llamado Huillac Huma, sacerdote del culto al Inti, consigue escapar junto a su padre y otros yanaconas incas, cuando eran prisioneros de Diego de Almagro. Desde el bosque en que se refugian, la joven consigue organizar una rebelión y pasa a ser conocida como La Tirana del Tamarugal.

Vasco de Almeida, un expedicionario portugués que había perdido su ruta hacia la mítica "Mina del Sol" llega hasta la población. Ñusta Huillac y él se enamoran pero se descubre su relación y ambos son condenados a muerte. El la convence de que se bautice para que puedan pasar juntos la eternidad, pero en la ceremonia son asesinados por los nativos. En 1540 un fraile encuentra una cruz en el lugar y levanta la Capilla de Nuestra Señora del Carmen de La Tirana, en honor a la desdichada pareja.

Las infraestructuras del pueblo no son las adecuadas para recibir a tanta gente. El alojamiento puede hacerse en casas particulares del pueblo y alrededores. Pregunta en tu agencia de viajes, pero no vayas a la aventura o no encontrarás donde hospedarte.

Vía | Chile
Foto | Flickr-Viva Iquique


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.