Los Amantes de Teruel, la inmortal leyenda

Los Amantes de Teruel, la inmortal leyenda

Escrito por: Victor Alós    1 diciembre 2015     Comentario     2 minutos

Teruel es la capital aragones famosa por su arte mudejar, por sus excelentes embutidos y la presencia del único parque temático de España dedicado a los dinosaurios, Dinópolis. Pero si hay algo por lo que se conoce esta ciudad es por la leyenda de Los Amantes de Teruel, una trágica historia que envolvió a dos jóvenes en el siglo XIII, de familias muy diferentes y que tuvieron un final dramático.

La historia cuenta que el amor surgió entre Juan Diego Martínez de Marcilla e Isabel de Segura, él de familia más humilde que la de ella. Con este plan, el galán obtuvo la licencia del padre de la joven para conseguir fortuna y fama en cinco años combatiendo en el frente, que era la única manera de conseguirlo en ese momento. Allí partió el joven, que no volvió a dar señales de vida, aunque seguía pensando en ella y ella hacía lo mismo.

Al cabo de varios años, el padre de Isabel decidió que había llegado el momento de buscar un buen marido para la joven y la casó finalmente con don Pedro de Azagra, hermano del señor de Albarracín. El mismo día de la boda llegó el joven Juan Diego. Por la noche, tras conocer la nueva, el joven escaló la fachada de la casa de la pareja y llegó hasta la habitación de Isabel para pedir un beso. Ella se lo negó por estar casada y él cayó fulminado a causa del dolor que le provocó ese rechazo.

Durante el entierro de Juan Diego, Isabel se quitó el velo y le dio el beso que le había negado anteriormente. Tras dárselo, cayó muerta también. Una vez se enteraron de la historia, los vecinos de Teruel se apiadaron de la pareja y finalmente, la familia optó por enterrar a ambos juntos. Hoy, los restos están guardados bajo unas esculturas de Juan de Avalos, en un mausoleo junto a la Iglesia de San Pedro.

Cada año, son miles las personas las que se acercan para conocer la historia y visitar los restos de esta pareja, que se han convertido en uno de los principales símbolos de la ciudad.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.