Las Pirámides de Guiza

por el 13 junio 2016

Las Pirámides de Guiza son uno de los monumentos más famosos de todo el mundo

Son las únicas maravillas del mundo antiguo que quedan en pie, vestigios de una época que sigue despertando curiosidad, fascinación y todo tipo de historias, reales e inventadas. Son las Pirámides de Guiza, la gran necrópolis que simbolizan la cultura e historia más antigua de ese gran país que fue Egipto, un conjunto de monumentos que está considerado como Patrimonio de la Humanidad y del que destacan las tres grandes pirámides que construyeron los faraones Keops, Kefén y Micerinos.

Pirámide de Keops

Tumba de este gran faraón de la cuarta dinastía, conocido por Keops en griego o Jufu en su lengua natural, era la más grande de las tres pirámides, con casi 150 metros de altura y una base con 230 metros por lado. Se estima que se construyó sobre mucho antes del 2500 antes de Cristo, y es, de las tres, la única que aparecía en el listado original de maravillas del mundo antiguo, aunque por extensión y costumbre incluyamos a todas.

Las escrituras antiguas afirman que alrededor de cien mil hombres trabajaron en la construcción de esta magna obra arquitectónica, tan avanzada para su tiempo en muchos aspectos que siempre ha mostrado recelos sobre si fue hecha por la mano del hombre. Como gran curiosidad, cabe señalar que cada una de las puntas de su base están perfectamente orientadas con respecto a los puntos cardinales, reflejo de que nada en esta construcción era casual.

Pirámide de Kefrén

Kefrén en griego (o Jafra en egipcio) da nombre a la pirámide que ocupa el centro de la necrópolis, tiremos la foto desde donde la tiremos. A primera impresión, parece que es la más grande de las tres y esto era porque se construyó sobre un terreno más elevado que las demás. A estas alturas de la historia ya lo es, pues la erosión ha hecho que la de Keops pierda altura y que la de Kefrén, con sus 143 metros, llegue más alto.

La construcción de esta pirámide fue mucho menos “exquisita” que la de Keops, usando bloques de diferentes tamaños, lo que le deja un aspecto más irregular. También en su interior es una estructura de pasadizos bastante simple y sencilla, lo que propició que la pirámide fuese saqueada y que, cuando a principios del XIX los exploradores se aventuraran en su interior, no encontrarán nada en la cámara mortuaria salvo los restos que dejaron los saqueadores.

Pirámide de Micerinos

A Micerinos (o Menkaura en su nombre egipcio), hijo de Kefrén y nieto de Keops, se le construyó la pirámide más pequeña de las tres. De altura, esta construcción alcanza solamente los 63 metros, y de base apenas supera los 100 metros por cada lado. Probablemente, su tamaño se deba a que se terminó a la ligera ya que Micerinos falleció de forma prematura y su reinado fue bastante corto.

La llamaban la Pirámide Divina, pero en realidad podría ser perfectamente la pirámide maldita, pues la que menos suerte ha tenido de las tres. Fue la única que sufrió daños en el fallido intento de demoler las pirámides que hubo en el siglo XII, y buena parte de sus tesoros, incluida la momia que podría ser del faraón, se perdieron camino de Londres, hundidos en el Mediterráneo junto al barco que los transportaba.

Foto | Flickr – Mark Fischer

1 comentario en el artículo

  1. Decepción

    ”y buena parte de sus tesoros, incluida la momia que podría ser del faraón, se perdieron camino de Londres, hundidos en el Mediterráneo junto al barco que los transportaba.” Vaya subnormales con perdón de la expresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. El Museo Egipcio de El Cairo 31 julio, 2016

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información