Benicàssim cierra la temporada de festivales con récords de asistencia

por el 29 Agosto 2016

fib-2016

La temporada estival en la provincia de Castellón viene marcada por la celebración de varios grandes festivales de música. La población de Benicàssim se suele multiplicar varias veces durante el verano, pero desde que comenzó a posicionarse como una referencia de los festivales de verano, esa asistencia se ha vuelto a multiplicar y los tres grandes eventos consiguen que lleguen visitantes desde toda Europa, buscando la combinación de sol, playa y música sin descanso durante todo el verano.

La primera gran cita es el FIB, un festival que ya ha superado las dos décadas y que se ha convertido en una cita indispensable del verano, con grupos de primera línea, que durante cuatro días permiten que esta pequeña localidad castellonense sea el centro musical del continente.

Con figuras como Muse como cabeza de cartel, consiguió reunir a 170.000 asistentes, de los cuales 46.000 acudieron para disfrutar de la música de la banda británica. Un éxito que las instalaciones hoteleras de la provincia de Castellón han podido asumir, ya que además de los servicios que ofrecen los distintos hoteles de Benicàssim y el resto de pueblos de la provincia, el festival cuenta con una zona habilitada para acampada, donde se han reunido la mayoría de fibers.

rototom_2016

El segundo gran festival es el Rototom Sunsplash, dedicado no solo a la música reagge, sino también a la concienciación social. Este festival es distinto al FIB, ya que no ocupa cuatro días, sino siete. Mucha de su programación tiene mucho que ver con la actividad sociocultural y esto permite que la afluencia de gente no solo se base en la música. Las cifras de asistencia son más elevadas que en el FIB, superando en esta edición a las 250.000 personas.

La presencia de niños menores de 13 años es también una de las características de este festival. Este año se ha registrado la presencia de 18.000 menores, para los que hay una zona específica con actividades para ellos. También es normal la presencia de mayores de 65 años, con una participación en las actividades destinadas a ellos de 9.800 personas. Esta apertura de edades, junto a la mayor duración del festival, permite que se puede superar las cifras del FIB, que está considerado el más importante que se celebra en la población.

Por último, a finales de agosto se celebra el BEF (Benicàssim Electronic Fest), que solo cuenta con dos ediciones. Es el más modesto de los tres, pero en esta segunda edición ha conseguido reunir al doble de asistentes que la vez anterior, con algo más de cinco mil asistentes. Teniendo en cuenta que se celebra un único día, es una cifra bastante importante y la organización está trabajando para que en las siguientes ediciones continúe creciendo.

El impacto para Benicàssim y el resto de poblaciones cercanas se cifra en varios millones de euros, por lo que la permanencia de estos tres festivales, junto al Arenal Sound, que se celebra en Burriana, está totalmente asegurada para el próximo año.

Foto 1 | Castellon Confidencial – Flickr

Foto 2 | Chiara Cattizone – Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información