Las cinco estaciones de tren más bonitas de España

por el 7 septiembre 2016

Canfranc, estación abandonada en la frontera española francesa

¡Viajeros al tren! Hoy vamos a hacer un recorrido por los raíles, saltando de vía en vía y de ciudad en ciudad para conocer cuáles son las cinco estaciones de tren más bonitas de España. Esta es nuestra elección personal, a costa de dejarnos muchas otras por el camino que podrían estar perfectamente en este ranking. Si tienes alguna predilección, no tienes más que hacérnoslo saber.

Atocha y su jardín tropical

La Estación de Atocha es la más importante de Madrid y uno de lo nudos ferroviarios más importantes de España. Se construyó a mediados del siglo XIX como un embarcadero y con el paso del tiempo fue creciendo hasta convertirse en la estación más importante de la capital. A principios de los noventa, se realizó una gran remodelación estructural, conservando el aspecto interior pero remodelando parte del interior, con la inclusión de un jardín tropical en el vestíbulo, donde anidan más de 250 especies de animales entre más de siete mil plantas.

Canfranc, rincón olvidado en la frontera

En 1928 se inaugura la Estación Internacional de Canfranc, en Huesca, con una línea que atravesaba los Pirineos y unía España con Francia. Esta línea se cerró tras un accidente de un tren de mercancías en los setenta y a partir de ahí la estación cayó en el olvido. A pesar de su estado de semi abandono, el edificio sigue siendo una auténtica joya, con una fachada de estilo afrancesado donde se entremezclan la piedra, el vidrio y el hierro, y con un interior que rebosa elegancia, al punto que se ha convertido en un punto de interés turístico de la región.

La Concordia, de Bilbao

La Estación de la Concordia es una de las más importantes de la ciudad de Bilbao y, gracias a su fachada, una de las más bonitas de España. Fue levantada a finales del siglo XIX siguiendo los diseños del ingeniero Valentín Gorbeña y del arquitecto Severino Achúcaro. Situada junto a la ría y con vistas al Paseo del Arenal, lo más hermoso como decimos es la fachada, una especie de rosetón con cerámicas de color y vidrieras, y donde luce el nombre de Bilbao – Santander. Fue restaurada en el año 2007 en unas obras que remodelaron el interior para hacerlo más amplio y moderno.

Almería, hierro y cristal


Hierro y cristal
son las dos palabras que definen la Estación de Almería, una obra también de finales del siglo XIX. Se dice, aunque no está probado, que el estadounidense John LaFarge fue el que diseñó la fachada de esta estación, donde destaca su cuerpo central. En el siglo XXI, se levantó una nueva estación anexa que reunía los servicios de tren y autobús en el mismo espacio, cayendo el edificio actual en desuso aunque todavía conserva intacto su encanto y es uno de los lugares por conocer en esta ciudad de Andalucía.

Toledo y su estación neo mudéjar

A mediados del siglo XIX llega el ferrocarril a Toledo, aunque la única estación de la ciudad no se construye hasta 1917. Esta nueva estación la diseñó Narciso Clavería, que se decantó por un edificio de estilo neomudéjar que combina arcos y almenas en el exterior y celosías y orfebrería en el exterior. En su día, no gustó nada el edificio y fue considerado como una innecesaria extravagancia, pero hoy en día esa corriente cambió y por eso se mantuvo tanto celo en conservarla tal cual durante las obras que se hicieron para adaptarla a la llegada del AVE.

Foto | Flickr – Zaloa Etxaniz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información