Las torres de vigilancia de la costa de Castellón

por el 11 julio 2016

torre del rey oropesa

A lo largo de la costa de Castellón, bañada por el Mediterráneo, hay una serie de torres de vigilancia que tuvieron que ser levantadas para evitar los ataques de los piratas bereberes. Estos asolaron las poblaciones mediterráneas, no solo de esta zona, sino de la costa mediterránea. Estos piratas tenían su base en Argelia y Túnez, así que tenían un fácil acceso hasta la costa española y atacaban los pueblos en busca de trofeos y botines.

Esta red de torres de vigilancia se construyó en el siglo XVIPara evitar esto, a lo largo de los siglos XVI y XVII se levantaron varias torres que servían de elemento disuasorio para los piratas. La mayoría eran pequeñas construcciones fortificadas, con una dotación de dos o tres personas, que más bien servían como punto de alerta ante la aparición de las velas de los barcos piratas. Ante el inminente ataque, utilizaban una señal luminosa, como el fuego, que además levantaba una columna de humo que era fácilmente visible desde la fortaleza más cercana, desde donde se enviaban refuerzos, y los pueblos cercanos, que se cerraban y protegían.

Hoy se pueden visitar varias de ellas, restauradas y dotadas de atractivo turístico, en las principales poblaciones costeras de Castellón. En Burriana se puede visitar la Torre del Mar, que se encuentra en la desembocadura del río Ana, en el Clot de la Mare de Deu. Se trata de una torre cuadrada que representaba una recia presencia frente a las playas de esta población, conocida por la celebración del Arenal Sound.

torre san vicente benicassiTorre de San Vicente, Benicàssim

Torres de vigilancia por toda la costa

Un poco más al norte, en Benicàssim, se encuentra la Torre de San Vicente, otra recia torre que da nombre a la playa donde se ubica, hoy una de las principales de la población. Esta torre no se puede visitar por dentro, pero su aspecto exterior resulta impresionante. A su alrededor se ha montado una interesante oferta cultural, con la existencia de un pequeño teatro al aire libre y otras actividades como la celebración de un mercadillo tradicional. Es también una de las playas elegidas por los asistentes al FIB, que se celebra a mitad del mes de julio.

Las torres están ubicadas en las principales ciudades turísticas de CastellónEn la Vía Verde, el sendero que ocupa la antigua vía del tren que une Benicàssim con Oropesa, se encuentra la Torre Colomera, una torre a la que no se puede acceder pero que resulta uno de los puntos panorámicos más interesantes de todo el recorrido. Ya en Oropesa del Mar se puede encontrar la Torre del Rey, una fortaleza de mayor tamaño y que se puede visitar por las tardes. Está ubicada en el peñón que divide las dos grandes playas de la población y junto a ella está el faro, que le aporta un encanto adicional

En Peñíscola se encuentra la Torre Badum, a unos tres kilómetros al sur de la bonita población del Papa Luna. Enclavada en la Sierra de Irta, se puede visitar realizando un interesante recorrido por este paraje, en el que se pueden ver impresionantes acantilados y la flora típica de un bosque mediterráneo que crece junto al Mediterráneo.

Una ruta que permitirá conocer un poco mejor la costa de Castellón, visitando los vestigios que dejaron los ataques de los piratas, una aventura que complementa la visita de sol y playa.

Foto 1 | Jesús Pérez Pacheco – Flickr
Foto 2 | Arjaan Veen – Flickr

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información