Little Italy, un barrio típico de Nueva York que se resiste a desaparecer

por el 1 septiembre 2015

1200px-USA_san_gennaro_feast_NY

La ciudad de Nueva York fue fundada por personas llegadas desde muy variados países, que se fueron asentando en barrios, buscando a sus paisanos y afianzando sus costumbres y dándoles valor en este nuevo mundo. Los italianos que llegaron durante el siglo XIX también se reunieron en un grupo de calles de la ciudad, dando lugar a un barrio que recibió el nombre de Little Italy.

En un principio ocupaba un espacio que partía de Canal Street hasta Houston Street y de Bowery y Broadway. Con el paso de los años, parte de las calles que formaban parte de este barrio fue ocupado por chinos del vecino Chinatown. Aunque el resto de vecindario sigue teniendo el aspecto típico de Little Italy, se considera que este se ha reducido solo hasta Mulberry Street y alguna calle más adyacente.

Junto a esta calle se ha desarrollado una nueva comunidad italiana, que recibe el nombre de NoLIta (North of Little Italy), un barrio emergente en el que se pueden encontrar boutiques, tiendas de lujo y de artesanos y numerosos restaurantes de moda. Dicen que se trata de un nuevo SoHo, que reúne a los neoyorquinos más cool y que va cogiendo fama en la ciudad.

En la zona de Little Italy se encuentran alguno de los principales restaurantes italianos de la ciudad, que continúan ofreciendo recetas clásicas italianas. También se pueden ver tiendas tradicionales, donde la pasta fresca y los productos típicos italianos son los auténticos protagonistas. Si se disfruta de la pizza y aunque hay muchos lugares donde tomar una buena ración de esta en Nueva York, este es el lugar donde disfrutar alguna de las mejores de Nueva York.

En esta zona también se encuentra la iglesia católica más antigua de Nueva York. Se trata de la St. Patrick Old Cathedral, que está en el 260 de Mulberry Street. Otro lugar que no hay que dejar de visitar es la iglesia de San Gennaro en el 109 de Mulberry Street, sobre todo si realiza la visita en el mes de septiembre. En esos días se celebra la fiesta de San Gennaro, patrón de Nápoles y en la calle se instalan puestos de comida, se celebran procesiones y hay un ambiente festivo que dura diez días.

Vía | Wikipedia

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información