Tres lugares curiosos que ver en Londres

por el 25 julio 2016

neals-yard-londres (2)

Las grandes ciudades tienen monumentos que son de sobras conocidos por todos y que son el objetivo de miles de cámaras cada año. Pero estas ciudades tienen también otros lugares menos conocidos que aportan su peculiaridad a las ciudades y las convierten en auténticos museos. Londres tiene muchos lugares de este tipo y queremos enseñarte tres de ellos, que seguro que querrás descubrir cuando vayas a la capital del Reino Unido.

Rolling Bridge

Este curioso puente debe su nombre a su particular forma. Sí, cuando está desplegado es un puente formado por ocho piezas de acero y madera que permite pasar de una orilla a otra del canal donde está ubicado. Pero los viernes, el mecanismo permite que se enrolle y quede plegado en un lado del canal, formando un octógono que parece la concha de un caracol. Se encuentra en las oficinas de Grand Union Canal y fue diseñado en el año 2004 por el arquitecto Thomas Heatherwick. Tarda solo tres minutos en plegarse o desplegarse, aunque solo lo hace en el mediodía de los viernes.

rolling-bridge

Neal’s Yard

Puede ser que la imagen que tenemos de Londres sea de una ciudad gris y sin color. Pero esto no es cierto. La ciudad esconde rincones donde el color brilla y explota frente al visitante y uno de los más luminosos y agradables es Neal’s Yard. Esta pequeña plaza se esconde cerca de Covent Garden y se accede a ella a través de pequeñas calles que conducen a un paraíso del color. Las casas está decoradas con vivos colores y además, allí se abren numerosos restaurantes y cafeterías que llenan el aire de sabrosos olores y sitios donde tomar algo con la compañía de mesas y sillas de colores, ventanas brillantes y flores. Un pequeño rincón secreto donde disfrutar de la tranquilidad y la alegría con mucho gusto.

neals-yard-londres

The Attendant

Cafeterías curiosas las hay en todas partes, pero esta, ubicada en Foley Street, posiblemente se lleva el premio de honor. Se trata de unos antiguos urinarios victorianos que se han reconvertido en cafetería. Las mesas son en realidad los antiguos urinarios de porcelana donde los caballeros acudían a cumplir con sus necesidades fisiológicas. De eso hace mucho y hoy es un atractivo café donde se puede degustar el menú realizado por un chef que ha trabajado en restaurantes con estrella Michelín. La cocina está ubicada en la zona donde estaba el cobrador de la entrada al baño, que en inglés se llama “The Attendant” y que da nombre al local. Un sitio curioso con mucha historia y, desde luego, mucho mejor ambiente que hace unos siglos…

the-attendant-londres

Foto 1 | Kevin Christopher Burke – Flickr
Foto 2 | Wikipedia
Foto 3 | Michell Zapa – Flickr
Foto 4 | ducan c – Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Burgermeister, la hamburguesería de Berlín que ocupa un antiguo baño público 8 agosto, 2016

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información