El Palacio de Karlsruhe, el descanso de Carlos
Lugares de interés

El Palacio de Karlsruhe, el descanso de Carlos

Escrito por: Xavi
12 enero 2016
Sin comentarios
1 minuto

A principios del siglo XVIII, el marqués Carlos Guillermo estaba teniendo problemas con los ciudadanos de Durlach, la ciudad desde la que dirigía los designios del condado de Baden-Durlach. Ante esa situación, la ocurrencia del marqués fue la de trasladar su sede y empezar de cero, en una nueva ciudad.

Esa nueva ciudad iba a ser Karlsruhe, fundada en el año 1715 alrededor del Palacio que se construyó Carlos Guillermo para su descanso. Este palacio no sólo es el principal monumento de la ciudad sino que es su origen en sí misma: de él partían las 32 calles donde cualquiera era libre de instalarse y que le hicieron ganarse a Karlsruhe el sobrenombre de la ciudad abanico.

El palacio actual ha cambiado mucho con respecto original. La primitiva construcción de madera se cambió por piedra y los diferentes propietarios han ido aumentando el número de estancias paulatinamente. También tuvo que ser reconstruido tras la Segunda Guerra Mundial, como prácticamente toda la parte más antigua de la ciudad.

Desde entonces, el palacio, pérdida su función como residencia de la familia de los soberanos de Baden, comenzó a funcionar como museo. Así, sus salas hoy albergan lo que es el Museo Estatal de Baden (Badisches Landesmuseum), un museo que contiene todo el arte y la historia de la región. También en el interior se puede acceder a la torre principal del palacio.

Si no te interesa visitar un museo y pasas de pagar entrada, puedes simplemente pasear por los alrededores de palacio, que son zonas ajardinadas siguiente el estilo de Versalles, salvando las diferencias claro está. Mucha gente lo hace, no sólo turistas, por lo que suelen estar bastante concurridos.

Foto | Flickr - Grzegorz Jereczek

Karlsruhe, la ciudad abanico del suroeste de Alemania
Lugares de interés

Karlsruhe, la ciudad abanico del suroeste de Alemania

Escrito por: slopez
19 julio 2013
2 Comentarios
2 minutos

La segunda ciudad más grande del estado de Baden-Wurtemberg se encuentra localizada al suroeste de Alemania, cerca de la frontera con Francia. Su traducción se denomina el descanso de Carlos, en honor a su fundador, el marqués Carlos Guillermo de Baden-Durlach. Nos estamos refiriendo a la ciudad de Karlsruhe.

Karlsruhe fue fundada hacia el año 1715, con claros tintes barrocos en sus edificios. Gracias al plan urbanístico por el que fue diseñada, todas sus calles desprenden luminosidad unas a otras, creando una gran atmósfera en la misma, por la que se la conoce como la ciudad abanico.

Varios son los lugares de interés turístico y cultural que podemos visitar en la ciudad. Entre ellos, tenemos palacios, iglesias, plazas y museos de gran calado cultural y que convertirán nuestra estancia en Karlsruhe en un placentero e interesante recorrido vacacional.

Palacios como el Palacio de Karlsruhe o el de Gottesaue. El Palacio de Karlsruhe, construido en 1715 en estilo barroco, se diseño para que fuera el punto central de la ciudad. La inmensa extensión de los campos que lo rodean permite apreciar y alcanzar hasta otros estados alemanes como Renania-Palatinado o el Bosque Negro.

El Palacio de Gottesaue fue una abadía benedictina, construida a principios del siglo XX. Este edificio ha visto como se le realizaban numerosas reformas, debido a diferentes circunstancias, llegando su peor momento en la II Guerra Mundial, época en la que fue reducido a escombros. Desde 1989, alberga la Academia Estatal de Música de Karlsruhe.

La Iglesia Principal se encuentra situada en la Marktplatz (plaza del mercado local), destacando por una impresionante torre de más de sesenta metros de alto. En esta interesante plaza, podemos encontrar otros lugares importantes como el Ayuntamiento o su famosa pirámide, ubicada en su centro, y que es símbolo de la ciudad.

Otra iglesia a destacar es la de San Esteban, construida a principios del siglo XIX. Localizada en la zona de Erbprinzenstrasse, destaca sobre todo por sus arcos y por su entrada, totalmente poblada de columnas. A mediados del siglo XX fue reconstruida, quedando ya, en la actualidad, como otro símbolo de la ciudad.

La Ludwigsplatz es otro de los lugares destacados de la ciudad. Situada en el mismo centro de Karlsruhe. Además de restaurantes y cafés donde podemos descansar, tenemos edificios interesantes como el Krokodil, de estilo modernista, o el edificio Erhardt, destacando por sus pinturas murales.

Y en la variedad de museos, podemos encontrar el Museo de Historia Natural, el Museo de Bellas Artes y Artesanía, el Museo de la Plaza del Mercado (Marktplatz), el Museo de Arte Contemporáneo, el Centro de Arte y Tecnología Mediática o el famoso Badisches Landesmuseum, ubicado en el Palacio de Karlsruhe.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-korkodush

La Das Fest en la ciudad de Karlsruhe
Ocio y cultura

La Das Fest en la ciudad de Karlsruhe

Escrito por: slopez
9 julio 2013
Comentario
2 minutos

Con la llegada del verano, diversos eventos se desarrollan en las distintas ciudades de Alemania, tanto para la población local y nacional como para los visitantes ocasionales y turistas. De los que más se exhiben son los destinados a espectáculos musicales, compaginados con otras actividades de ocio.

Este es el caso del festival que se celebra cada año en la ciudad de Karlsrhue, en el estado de Baden-Wurtemberg. Durante el fin de semana del 19 de julio, hace su aparición la Das Fest, un festival musical y de ocio, enfocado a todas las edades y a todas las culturas.

Con una asistencia en el 2012 de más de doscientas mil personas, el Das Fest es uno de los eventos al aire libre más importantes de toda Alemania. Este festival tiene casi treinta años de vida (comenzó su andadura en 1985), reuniendo a grupos de distintos estilos musicales como techno o rock.

Un festival que pretende aglutinar a gran cantidad de espectadores, sin importar su etnia y, sobre todo, con una clara visión a que puedan participar tanto niños como mayores sin que el dinero sea un impedimento para ello. Actividades culturales, deportivas y musicales se entremezclan en tres estupendos días.

Para la familia, existen diversas atracciones como los denominados Mobis. Los Mobis son actividades culturales y deportivas al aire libre, enfocadas a niños a partir de seis años, que alternan solos y acompañados de sus familias. Para los de menos edad, existe también una zona que, evidentemente, si comparten con sus padres para diversión de todos.

Las actividades deportivas también se hacen patentes durante ese fin de semana. Equitación, patinaje, espectáculos malabares, se combinan con otros mini eventos como la Copa Hard (dedicada al skate), la LBS Copa de Voleibol o las exhibiciones acrobáticas con el Freestyle Frisbee.

Y, como no, los espectáculos musicales. Espectáculos que dan su pistoletazo de salida el viernes a mediodía, para acabar el domingo por la noche. Combinando grupos como Bash o Leslie Clio con conciertos de música clásica, pasando por DJ´s como Benni Rampage o Thomas Latour, y llegando a espectáculos que mezclan el teatro con la musicalidad.

En definitiva, un fin de semana realmente entretenido para todos los amantes de este tipo de eventos estivales. Así es que no lo duden y dense una vuelta la próxima semana por la ciudad de Karlsrhue, hasta llegar al Günther Klotz Anlage, justo al lado del recinto de Europa Halle, para poder disfrutar de este espectáculo musical en el país alemán.

Vía | dasfest
Foto | flickr-Ralf


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.