Cómo correr la maratón de Nueva York

Cómo correr la maratón de Nueva York

Escrito por: Xavi    17 febrero 2017     Sin comentarios     2 minutos

Con sus casi cincuenta ediciones, la maratón de Nueva York es una de las carreras más famosas del mundo. Desde sus primeras ediciones allá por los setenta, en las que apenas participaban un centenar de personas, la carrera ha ido ganando en popularidad y ahora son miles y miles las personas que participan en ella, y otras tantas las que se quedan con las ganas de poder participar.

La maratón de New York recorre los cinco distritos de la ciudad

Y es que para los amantes del running no hay mayor experiencia que la de correr un maratón, los míticos 42’195 kilómetros que son una de las pruebas más duras y un reto muy bonito de afrontar, tanto en su preparación como luego en su ejecución. Y hacerlo, además, conociendo una ciudad de Nueva York, es un plus, ya que la carrera recorre lugares emblemáticos de la ciudad pasando por sus cinco distritos.

El maratón de Nueva York comienza en el puente de Verrazano Narrows, dentro del distrito de Staten Island, en la que es una de las imágenes más famosas de la ciudad. Después de recorrer los otros distritos de la ciudad, los corredores transitan por lugares emblemáticos de Manhattan, como la Quinta Avenida, hasta desembocar en Central Park, donde se encuentra por fin la meta.

Sin embargo, participar en la carrera no es fácil, debido a la alta demanda que existe. Así, la organización tiene que realizar un sorteo cada año al que se preinscriben, pagando una cuota además, miles de personas. Si tienes la suerte de salir en ese sorteo, entonces tendrás que pagar el coste de la inscripción (algo más de 300 dólares) y empezar a preparar el viaje.

Lo caro, pero seguro, es contratar un paquete turístico con todo incluido

Estas inscripciones se abren durante los primeros meses del año, de cara a una carrera que se corre en noviembre. Por suerte, no es el único método y existe la posibilidad de contratar un paquete turístico que ya incluya todo: el viaje, la estancia y por supuesto la plaza para correr en la maratón. Cuidado con los particulares que ofrecen este servicio, porque la organización controla mucho el tema de las posibles reventas de inscripciones.

Estas son las dos principales opciones para participar en la carrera: una barata pero totalmente al azar y otra segura pero, lógicamente, mucho más cara. Claro está, hablo de cara a personas anónimas, personas como tú y como yo, porque si eres un corredor casi profesional podrías conseguir plaza demostrando que en otras maratones has conseguido la marca mínima para tu rango de edad.

Foto | Flickr – Metropolitan Transportation

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.