El Cementerio de Carcassonne, un lugar para visitar en el Sur de Francia

El Cementerio de Carcassonne, un lugar para visitar en el Sur de Francia

Escrito por: Victor Alós    4 abril 2017     Sin comentarios     2 minutos

A las puertas de la Ciudadela de Carcassonne se puede encontrar el Cementerio de la Cité de Carcassonne, que resulta muy interesante y con mucho interés

La ciudad de Carcassonne tiene muchos lugares donde se puede disfrutar de una visita que nos permitirá conocer uno de los lugares más fascinantes del Sur de Francia. Una ciudadela amurallada, donde el visitante puede disfrutar de una ambientación medieval, con sus calles empedradas, espectáculos de época y multitud de pequeños rincones que permiten que disfrutemos de la estancia en ella.

Uno de esos lugares, aunque parezca algo extraño, es Le Cimetière de la Cité de Carcassone. Este cementerio, que no es excesivamente grande, se encuentra justo a la entrada de la Ciudadela. Este lugar tiene el aliciente de que desde su interior se puede ver una excelente vista de las murallas y las torres que las presiden.

Cementerio carcassonne

El Cementerio de la Cité de Carcassonne es uno de los cuatro de la ciudad y probablemente, el más popular de todos y el que más interés tiene, aunque no reciba muchas visitas de los miles de turistas que llegan hasta la ciudad cada día. En el recinto se pueden varias lápidas, la mayoría de piedra y con un diseño bastante particular. Las cruces, elementos funerarios y estatuas de ángeles y vírgenes están presentes en las tumbas, que además tienen una particularidad.

No hay muchas flores en este cementerio, pero muchas de las tumbas de piedra tienen sobre ellas una cantidad de pequeñas losas, dejadas allí por familiares y amigos del difunto. En estas pequeñas lápidas, que reciben el nombre de souvenirs (recuerdos), ya que las inscripciones que aparecen en ellos se refieren a la persona que está enterrada allí. Así, pueden ser escenas religiosas, como vírgenes o ángeles, pero también cosas relacionadas con su profesión o sus aficiones, como el deporte.

Las primeras tumbas datan de 1800, pero también hay más recientes, ya que se reutilizan por descendientes de los ocupantes originales. Pasear por este cementerio es hacer un recorrido por la historia de Carcassonne, en un ambiente bastante alejado de la tumultuosa presencia de los turistas que inundan la Ciudadela y podemos llevarnos unas fotos muy interesantes.

Foto 1 | La Tête Krançien – Flickr

Foto 2 | Vinicius Pinherio – Flickr


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.