Gruta Azul, una visita mágica en la isla de Capri

Gruta Azul, una visita mágica en la isla de Capri

Escrito por: slledo    28 septiembre 2012     Sin comentarios     1 minuto

Ya te hemos hablado de los encantos que harán que te enamores de la isla de Capri. Un lugar pariadisíaco donde disfrutar de las aguas trasparentes, maravillosos hoteles y un entorno espectacular. Si finalmente decides pasar unos días de vacaciones en la isla, debes saber que una de las atracciones turísticas más populares es la visita a la Gruta Azul.

Esta Gruta sumergida en parte bajo las aguas del mar fue popularizada por Koplisch, un artista polaco, en el año 1826. Aunque se cree que los romanos ya la utilizaban como baños privados. Poco a poco fue cobrando interés entre los visitantes de la isla hasta llegar a convertirse en un lugar de paso obligatorio por el que incluso se paga una entrada.

Más o menos visitar la cueva te costará unos veinte o veintitrés euros. Primero tendrás que pagar el pasaje de un barquito que te acercará hasta la entrada. Allí te encontrarás con la taquilla flotante donde pagarás unos doce euros para acceder a la gruta. El acceso se realiza en pequeñas barcas. El barquero se ayudará de unas cuerdas para entrar e incluso es posible que los visitantes tengan que agacharse para no darse con las rocas.

Una vez dentro la naturaleza se encarga de llenar la gruta de magia. Las aguas resplandecen azules gracias a la luz que entra desde el fondo. La acústica del lugar es especial por lo que es costumbre que cada barquero deleite a los visitantes con canciones. Como entran varias barcas a la vez, las voces se cruzan y retumban en la roca creando un ambiente un tanto peculiar.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-S J Pinkney

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.