La Catedral de la Asunción, en Palermo

La Catedral de la Asunción, en Palermo

Escrito por: Xavi    15 agosto 2015     Sin comentarios     2 minutos

Una de las visitas culturales imprescindibles en la ciudad de Palermo es la de su Catedral, consagrada a la Virgen de la Asunción. Fundada a finales del XII, cuando nos plantamos ante ella estamos contemplando una parte importante de la historia de Palermo y de la isla de Sicilia.

La Catedral cuenta arquitectónicamente con una fuerte influencia oriental, mezclada con el estilo normando. Esto no es más que un reflejo de la historia de Palermo y de Sicilia y que podemos ver en muchos otros edificios de por aquel entonces. Y es que la isla estuvo bajo ocupación musulmana hasta que los normandos la invadieron y la conquistaron.

Aún así, a lo largo de tantos siglos ha ido sufriendo lógicas o remodelaciones que han transformado un poco su aspecto original, especialmente en la época gótica. En el interior predomina el neoclásico y no hay rincón ni hay capilla que no nos muestre el esplendor de esta Catedral, en la que se han coronado reyes y en la que también tienen estos su descanso eterno.

La entrada al templo es gratuita, aunque para entrar a diversos espacios, como el Tesoro o la zona de las tumbas reales, hay que pasar por caja. Con un ticket de un precio de 7 euros se tendrá acceso a estos dos lugares y también a los tejados de la Catedral, mientras que hay tickets para acceder exclusivamente a un sitio u otro.

Igualmente, los horarios para visitar los espacios varían. Mientras que la entrada al templo es franqueable desde las 7:00 horas de la mañana, las zonas de museo no abren hasta las 9:00 horas, habitualmente. En días festivos se puede visitar el templo pero no el resto de zonas salvo las tumbas reales, que abren en horario reducido de 10:00 a 12:30 horas.

Más información | Cattedrale di Palermo
Foto | Flickr – Dino Quinzani


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.