La Catedral de Siena

La Catedral de Siena

Escrito por: Xavi    22 febrero 2016     2 minutos

Dentro de la monumental Siena, uno de sus grandes lugares principales es la Catedral. Erigida y consagrada en honor a la Asunción de la Virgen, se construyó durante el siglo XIII y el estilo arquitectónico es principalmente gótico, siguiendo los planos de los Pisano, padre e hijo, considerados como los mejores de la época.

La fachada es una de las grandes joyas de la arquitectura gótica. Hecha de mármol blanco, los mosaicos no son de la época sino un añadido del siglo XIX y las estatuas ya no son las originales, pues estas se encuentran a resguardo en el museo de la Catedral. Las gárgolas de la parte alta son uno de sus elementos más famosos y de lo más fotografiados.

Al cruzar las puertas nos cruzamos con un interior no menos hermoso. Los colores predominantes son el blanco y el negro, los mismos de la bandera de Siena. En el siglo XIV hubo un intento de ampliar la iglesia, un proyecto para convertirla en el templo más grande del mundo que al final sólo se quedó en una nave más, cuyas dependencias se ocupan hoy con el Museo Catedralicio, lleno de obras como muestra de la grandeza de otras épocas.

Otro elemento característico de este Duomo es el campanario. Merece la pena subir a él y ver desde la mejor perspectiva posible la Plaza del Duomo, la Plaza del Campo y el Palacio Comunal, otro de los famosos e históricos edificios de Siena con su gigantesca Torre del Mangia.

El horario de visitas es de 10:30 a 19:00 horas, de marzo a noviembre, y de 10:30 a 17:30 horas, el resto del año. Hay diferentes entradas según la parte o partes del complejo que se visite, si bien existe la posibilidad de conseguir un pase completo. Podéis echar un vistazo a todos los precios en la web oficial.

Web oficial | Opera Duomo Siena
Foto | Flickr – Gail

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.