La Mezquita de Koutubia, la más fotografiada de Marruecos

La Mezquita de Koutubia, la más fotografiada de Marruecos

Escrito por: Victor Alós    4 noviembre 2014     2 minutos

Marrakech es una de las ciudades más visitadas de Marruecos y en ella podemos encontrar alguno de los más visitados monumentos del país. Entre ellos figura la Mezquita de Koutubia, también conocida como Kutobia, que es una de las más fotografiadas del país. Está situada en un punto estratégico de la ciudad, muy cerca de la Plaza Jemaa el Fna y de los zocos y en ese punto parte la Avenida Mohammed V, por lo que también conecta con la parte moderna de la ciudad.

Tal y como ocurre con la mayoría de las mezquitas, la entrada de los no musulmanes están prohibidas, pero aún así, se permite fotografiar la espectacularidad de su minarete, que es el símbolo de la ciudad y que se puede ver desde varios kilómetros. De hecho, ningún edificio puede acercarse a los 77 metros de altura que tiene, para que se pueda ver desde cualquier punto de la ciudad.

Fue construida durante el siglo XII, en tiempos del sultán almohade Abd Al-Mumin y recibe su nombre por la cantidad de mercaderes de manuscritos que se reunían a sus pies, ya que Kutubia significa mezquita de los libreros, porque kutub significa libro en árabe.

La mezquita tiene una planta en forma de T, con 90 metros de largo y 60 metros de ancho, mientras que el minarete mide 12’8 metros de lado y 77 metros de alto. Cada una de sus cuatro caras está decorada de manera diferente con una combinación de elementos florales y epigráficos entrelazados con relieves. Esta decoración está formada por azulejos, pinturas y arcadas que se repiten a lo largo de toda la superficie de la pared.

En el interior hay seis salas superpuestas conectadas por una escalera que llevan hasta el balcón desde donde el muecín llama a la oración cinco veces al día. El minarete está coronado por cuatro bolas doradas, cada una de ellas de tamaño inferior a la de abajo, que representan el mundo terrestre, celestial y espiritual. La cuarta bola, la superior y más pequeña, se dice que fue donada por una de las esposas del sultán Yaqub el-Mansur cuando fue sorprendida rompiendo el ramadán comiendo tres uvas. Como penitencia, fundió todas sus joyas de oro y se fabricó la bola.

La arquitectura de este monumento sirvió de inspiración para la construcción de la torre de Hassan de Rabat y la más conocida por nosotros Giralda de Sevilla.

Vía | Wikipedia
Foto | Wikimedia

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.