Los deportes más raros que se practican en México

Escrito por: ldelpino    1 septiembre 2015     Comentario     2 minutos

Realizar actividad física y practicar deportes nos llena de vitalidad, permitiendo mantener nuestro cuerpo y espíritu en forma. Además de los deportes tradicionales en países como México existe la posibilidad de elegir algunos deportes raros. Hoy nos referiremos a ellos, para que, si te animas, puedas vivir una experiencia única.

Parkour
Este deporte es una mezcla de atletismo, gimnasia, capoeira. Consiste en realizar una serie de desplazamientos a través de obstáculos, se deben hacer de manera ágil y estética. Requiere de mucha práctica ya que, dependiendo de la zona elegida, puede ser una actividad peligrosa.

El deporte Parkour tiene sus orígenes en Francia, para muchos es una actividad muy rara, ya que para poderla realizar de manera correcta se necesita de mucho entrenamiento físico y concentración. Es normal ver a jóvenes practicándolo en el Instituto de la Juventud del Distrito Federal, en donde se ofrecen talleres totalmente gratuitos.

Bike Polo
Este deporte es bastante parecido al polo tradicional, que se practica con caballos, en este caso se usan bicicletas, lo que lo hace muy divertido. Se juega en dos equipos de tres personas cada uno y sobre una cancha adecuada, el ganador es el equipo que anota cinco goles. Además de poner a prueba tu puntería es un deporte en el que se pone a prueba la resistencia.

Espelología
Este deporte tiene sus orígenes como una investigación, en la actualidad es uno de los deportes extremos más valorados del mundo. Se trata de sumergirse en grutas, abismos, cavernas. Ideal para las personas que tienen espíritu aventurero y buscan ejercitarse al mismo tiempo, en México se practica en zonas como Quintana Roo, San Luis Potosí, Baja California Sur, Morelos, Chihuahua, Michoacán y Yucatán.

Vía | Capital Joven Sic
Foto | Flickr – Thor


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.