Nómadas digitales

Nómadas digitales

Escrito por: Redacción    16 diciembre 2020     4 minutos

El nomadismo digital es solo un fenómeno más entre otras innovaciones como pueden ser la generalización del teletrabajo u otras fórmulas similares que se han destapado en los últimos tiempos.

Hay momentos en los que los cambios que se experimentan en un determinado ámbito hacen surgir conceptos que tienen el objetivo de amoldarse y expresar esa nueva realidad. La acuñación del término «Nómada Digital» es un buen ejemplo de ello. Los entornos laborales han pasado, en un lapso de tiempo relativamente estrecho, de ser ambientes tendentes a la rigidez y a la impermeabilidad, a convertirse en lugares mucho más elásticos, complejos y abiertos.

La imagen por antonomasia del trabajador medio hace tan solo unos cuantos años era aquella que le situaba en una oficina o un espacio de trabajo bien definido y estable, con un horario de similares características, y un ámbito de actuación fuertemente influenciado por las consignas y las directrices de sus superiores. Todo esto parece haber ido transicionando hacia relaciones laborales mucho más flexibles, libres y descentralizadas. El nomadismo digital es solo un fenómeno más —aunque, sin duda, uno de gran importancia y calado— entre otras innovaciones como pueden ser la generalización del teletrabajo u otras fórmulas similares que se han destapado en los últimos tiempos. Todos ellos ponen de manifiesto el acentuado cambio de tendencia que viene afectando al mercado laboral.

Para ir entrando en materia diremos que los nómadas digitales son, en pocas palabras, trabajadores que, dado que realizan sus tareas laborales diarias de manera descentralizada, pueden hacerlo desde donde quieren. Esto permite a estas personas tener una libertad de movimientos sin precedentes en el mundo de las relaciones entre empleado y empleador, y explica que una de las características fundamentales del término sea el que vayan cambiado de destino de manera periódica y relativamente frecuente. Un nómada digital europeo puede, por ejemplo, utilizar una vpn en España para trabajar desde la costa como si estuviera en su país de origen.

Nomada Digital 2

La segunda parte del concepto se asocia a la naturaleza eminentemente digital de este nuevo cuerpo de trabajo. No hay discusión de que uno de los rasgos característicos comunes básicos de estos trabajadores es, precisamente, la dependencia tecnológica que les define. Para desempeñar sus tareas, la estabilidad y fiabilidad de la conexión, y el acceso a un dispositivo inteligente conectado con la suficiente potencia y capacidad para desempeñar las funciones correspondientes de manera adecuada, son cuestiones cruciales para poder acceder a esta forma de trabajar. El concepto nómada digital suele, por otra parte, estar asociado a otros conceptos como freelance —o trabajador autónomo en español—.

A pesar de que la naturaleza de las relaciones entre empleado y empleador, entre cliente y trabajador, que predominan en el fenómeno del nomadismo digital puedan ser, generalizando, una faceta definitoria con respecto a otros tipos de empleados que también trabajan de forma descentralizada y dependen del uso de la tecnología (como es el caso, por ejemplo, de los teletrabajadores), lo cierto es que ni todos los nómadas digitales son freelancers, ni todos los tele-trabajadores tienen porque necesariamente ser empleados asalariados. Lo que sí es cierto es que al concepto nómada digital se le suele asociar un grado más de independencia que a los demás.

Parece claro que este nuevo tipo de fórmulas, entre las cuales el nomadismo digital no es una excepción, suponen una serie de oportunidades y desafíos a los que no siempre es sencillo adaptarse directamente. La mayor libertad de actuación, la flexibilidad de horarios y de movimientos, la horizontalidad en las relaciones laborales, y la capacidad de conciliación de vida laboral y personal, que son algunas de las ventajas más llamativas de estas nuevas realidades de trabajo, contrastan con retos como la dificultad de separación y desconexión entre el ámbito de trabajo y el personal, el mayor grado de incertidumbre laboral, la dificultad que puede plantear la soledad en las rutinas diarias, el esfuerzo de planificación de tareas y de búsqueda de empleos, y —particularmente en el caso de los nómadas digitales— los gastos asociados a equipos y herramientas, así como los vinculados al acondicionamiento de los entornos de trabajo y a eventuales alquileres de espacios para trabajar.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.