Kiel, la tradición naval alemana a orillas del Báltico

por el 17 Marzo 2014

Kiel
Hace bastante tiempo, remitíamos un post sobre una de las competiciones deportivas más interesantes que se celebran en Alemania y la mayor a nivel mundial en su especialidad, la Kieler Woche, un evento del deporte de la vela. Hoy vamos a realizar un recorrido por la localidad donde se celebra este festival. Hoy vamos a conocer, más a fondo, la ciudad de Kiel, en el estado de Schleswig-Holstein.

La antigüedad de la ciudad de Kiel se remonta a la etapa de la Edad Media, concretamente a mediados del siglo XIII. El paso de los siglos le dio mayor relevancia a esta localidad, convirtiéndose en una de las principales bases navales alemanas a mediados del siglo XIX. Su episodio, en la etapa contemporánea, más dramático fue sufrido en la II Guerra Mundial, con el bombardeo de aviones estadounidenses en diciembre de 1943, quedando prácticamente destruida en su totalidad.

Este hecho produjo que la mayoría de los edificios fueran más modernos y su aspecto industrial muy superior. A pesar de ello, Kiel mantiene lugares históricos interesantes que podemos apreciar en una visita a esta ciudad. Sin olvidar, por supuesto, sus infraestructuras navales, que son realmente las más representativas y significativas de la misma.

El Canal de Kiel recorre casi cien kilómetros desde Kiel hasta la desembocadura del río Elba, además de contar con cuarenta y cinco metros de ancho y catorce de profundidad. Además, esta ciudad cuenta con los astilleros más grandes del país, en los que se fabrican los más modernos submarinos no nucleares de todo el mundo. Un ejemplo es el submarino U31, el primero del mundo con células de combustible.

Pero no sólo de barcos y astilleros vive la ciudad de Kiel. También aporta lugares y monumentos de interés cultural e histórico. Entre ello, el edificio más antiguo de la ciudad, la Iglesia de San Nicolás, que data del siglo XIII. En su exterior, tenemos que destacar una escultura del escultor expresionista alemán Ernst Barlach, la Geistkämpfer, que representa la figura del propio San Nicolás.

La ciudad también aporta numerosos museos, entre los cuales tenemos que destacar el Stadt und Schifffahrtsmuseum o Museo Marítimo. Este Museo Marítimo posee muestras de la arquitectura desde el siglo XVI hasta el siglo XX, mostrando, a través de sus diversas exposiciones, todos los elementos y materiales que se usaban en las distintas etapas del arte arquitectónico.

Pasando de la cultura al ocio, Kiel posee varias zonas muy comerciales y de entretenimiento para el turista. La Holstenstrasse es la calle más comercial de la ciudad y una de las más largas de Alemania. También encontramos, en el centro de la ciudad, diversos lagos y parques (Schrevenpark), además de encontrar dos jardines botánicos, uno antiguo y otro nuevo.

Como vemos, esta localidad no se basa sólo en el festival de vela como reclamo turístico para sus visitantes. Lugares de interés histórico y cultural se encuentran diseminados por toda la ciudad y permiten conocer otra pequeña parte del país germano, en este caso reflejado en una zona costera. No lo olviden. La ciudad de Kiel, en el estado Schleswig-Holstein.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Jan Petersen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enlaces a esta entrada

  1. El Monumento Naval de Laboe - Alemania 18 Mayo, 2015
  2. El Canal de Kiel - Alemania 10 Abril, 2016

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información