Stade, pintoresca antiguedad en el norte de Alemania

por el 9 Agosto 2013

Stade
En el estado de Baja Sajonia, al norte de Alemania, y adentrándose en el valle del río Elba, encontramos la ciudad de Stade, una de las más antiguas de esta zona del país alemán. Localidad pintoresca por su paisaje y por su composición como ciudad que convierten un paseo por ella en un cuadro de gran colorido.

Aunque sus datos se calculan de hace más de treinta mil años, se conoce la existencia de población en ella alrededor del siglo IX. Tras varios siglos sin terminar de despuntar, a mediados del XIX su expansión industrial y comercial comenzó a notarse. Una expansión que ha llegado hasta nuestros días.

Si hay algo que llama la atención de esta ciudad es el colorido de sus calles y, sobre todo, de muchas de sus edificaciones. Casas con fachadas y ventanales casi de cuento que agradan a la vista al pasar frente a ellas, dando un paseo por el casco antiguo. Pero no sólo de este colorido vive la ciudad de Stade.

Precisamente, uno de los cascos antiguos más bellos de toda Alemania se encuentra en esta localidad norteña. Esta zona se encuentra en la isla del río Schwinge, en el cual se ubican estas pintorescas edificaciones junto al puerto viejo. Mientras paseamos por él, contrastamos el color del río con el llamativo de las casas.

También encontramos otro tipo de edificios en esta zona antigua. Las iglesias de San Cosme y San Damián y la de San Wilhadi son los más destacados, coincidiendo ambas en su construcción en la Edad Media. La Iglesia de San Wilhadi destaca por un monumental órgano que data del siglo XIV.

Otros lugares interesantes que podemos visitar en la zona del casco antiguo de Stade son la Casa Consistorial (que data de finales del siglo XVII), el Schwedenspeicher (Almacén de víveres y actualmente museo) y el Zeughaus (Casa de armamento), ambos provenientes de la ocupación sueca en la ciudad, o el Monasterio de San Juan, junto a la iglesia de San Cosme y San Damián.

Mas edificios interesantes están compuestos por museos como el Kunsthaus (Casa del Arte), el Museo Regional, el Museo de Tecnología y Tráfico y también por el Auditorio Municipal o Stadeum, moderna sala de congresos que hace las veces de teatro y lugar de conciertos y fiestas.

Para aquellos que prefieran actividades más al aire libre y menos cultural, la zona de bosques de Stade merece la pena ser visitada. Un impresionante paisaje se presenta ante nuestros ojos, con la posibilidad de dar un paseo en barco atravesando el río Elba, uno de los Patrimonios Naturales de la Unión Europea.

Si aprecian la foto que encabeza nuestro post, podrán comprobar lo que quería decir al principio con el colorido y lo pintoresco de la ciudad de Stade. No me digan que no invita a dar un tranquilo paseo por ese estupendo puerto con los edificios que lo flanquean. Una nueva opción para nuestras vacaciones en Alemania.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Jurgen Mangelsdorf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enlaces a esta entrada

  1. Wilhelmshaven, tradición de puerto marino - Alemania 21 Agosto, 2013