Nanavut, el Ártico canadiense

por el 4 Julio 2013

Nanavut, el Ártico canadiense
En abril de 1999 una parte de los Territorios del Noroeste canadiense se segregó formando un territorio nuevo dentro del país, Nanavut. Habitado desde hace cuatro mil años, es el territorio más extenso de Canadá, con 2.093.190 kilómetros cuadrados, de los que algo más del 7 por ciento son aguas interiores. Si fuera un país independiente sería el menos denso del planeta ya que su población es de tan solo unos 32.000 habitantes repartidos en 30 aldeas. La capital es Iqaluit, en la isla de Baffin.

Nanavut significa nuestra tierra en inuktiut, el idioma de los Inuit, el grupo poblacional más amplio en esta región. Este es un territorio de enormes distancias, extensiones de tierra virgen, paisajes paradisíacos, tradiciones y una impresionante fauna. Pese a su climatología extrema y su localización, Nanavut es un destino turístico cada vez más demandado. La mejor, y prácticamente única forma de llegar es por aire. Hay vuelos desde Ottawa, Montreal, Winnipeg, Churchill, Edmonton, Calgary y Yellowknife a Iqaluit, Cambridge Bay o Rankin Inlet.

Entre las aldeas tampoco hay carreteras, tren o vías de comunicación, por lo que los desplazamientos entre ellas se hace en compañías aéreas regionales o en vuelos chárter. Respecto al alojamiento hay más oferta de la esperada en tan remoto lugar. En las ciudades principales hay pequeños hoteles y pensiones además de Bed and Breakfast. En las zonas más alejadas es fácil encontrar campamentos y campings muy bien acondicionados para el lugar en el que están. Las atracciones de Nanavut son la simple contemplación de las maravillas naturales que ofrece, los deportes de invierno y la cultura y tradiciones Inuit.

Visitar Nanavut requiere de una buena planificación previa. Hay que tener en cuenta que las temperaturas suben de 0 grados tan sólo de junio a septiembre y no superan los 10 grados, habiendo lugares donde no pasan de 2. El resto de meses puede bajar hasta los -34 grados centígrados. Por lo tanto la ropa y el calzado deben ser escogidos cuidadosamente. Además hay que conocer las limitaciones y la regulación antes de iniciar un viaje por libre, por seguridad del viajero y por la protección del entorno.

Vía | Nanavut Tourism
Foto | Wikimedia Commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información