Montpellier, capital de Languedoc-Rosellón

por el 13 noviembre 2015

MontpellierPC_16

La ciudad francesa de Montpellier es un destino histórico cuyo origen tuvo lugar en la Edad Media, aunque escritos históricos hablan de ella desde 985. En un primer momento la ciudad comenzó siendo la capital del Señorío de Montpellier, siendo el centro la popular Place de la Comédie, creciendo alrededor de la misma y no fue una ciudad que nació a partir de los romanos. En el siglo XII formó parte de la Corona de Aragón y fue un territorio que se vendió al rey Felipe VI en el siglo XIV, volviendo a ser parte de Francia. Actualmente es la capital de la región de Languedoc-Rosellón y del departamento Hérault.

Alrededor del centro de Montpellier se pueden ver calles estrechas adoquinadas que son las más antiguas y alrededor de ellas se encontraba la muralla, que se construyó para proteger a la ciudad durante mucho tiempo y se encontraba justo hasta la popular plaza oval. Es una zona con algunos palacetes y casas antiguas que se mantienen en la actualidad, que se pueden ver dando un paseo a pie. Un palacio con historia es el Palacio de Tornamira, ubicado en la Rue Jacques d´Aragon y fue donde nació el rey Jaume I. La Torre de la Babotte del siglo XIII perteneció en su momento a la muralla y actualmente se utiliza como observatorio de astronomía.

MontpellierPC_09

Una breve ruta por Montpelllier

En la visita a Montpellier conocer la Place de la Comédie es esencial; una plaza con mucha historia y con la clásica Fuente de Las Tres Gracias como icono principal. Se trata de una fuente que data de 1773 y cuya escultura original está frente a un edificio no tan histórico como pudiera parecer, la Ópera de la Comédie, que data del siglo XIX. Pegada a la plaza se puede dar un paseo por la Esplanada Charles de Gaulle, una zona verde con árboles y senderos para caminar y relajarse. Para tomar café o un brunch durante el día es excelente optar por el histórico Café 1893, una de las cafeterías con mayor prestigio e historia, ubicada alrededor de esta plaza.

MontpellierPC_10

También podemos acceder a la Rue de La Loge para dar un paseo y donde los turistas pueden encontrarse con multitud de tiendas para adquirir souvenirs, artículos de regalo, además de cafeterías en los alrededores o incluso crèpes. Al final de esta calle se accede a la calle comercial Foch y es interesante para poder encontrarse con tiendas y boutiques. A lo lejos vislumbraremos el popular Arco del Triunfo, que data del siglo XVII y cuyas vistas desde lo alto son espectaculares (se puede subir contratando una visita guiada en la Oficina de Turismo). Otro icono arquitectónico es el conocido Palacio de Justicia, de estilo neoclásico que data del siglo XIX. Si seguimos caminando unos metros, encontraremos el Paseo de Peyrou, una zona verde para pasear.

MontpellierPC_20

Cerca de esta zona se puede visitar la Iglesia de San Roque de estilo neogótico que data del siglo XIX, que es uno de los emblemas arquitectónicos junto con la catedral de Saint Pierre del siglo XIV que se construyó a partir de un monasterio, destacando su impresionante fachada con dos columnas bajo el pórtico, que caracteriza a esta construcción religiosa.

Justo pegado a la catedral de Saint Pierre está el Jardin des Plantes, un lugar natural para relajarse. Otra de las opciones de ocio es conocer el Zoológico de Montpellier, a 15 minutos de la Place de la Comédie y de visita gratuita. A pocos minutos se puede visitar el Museo Fabre, donde se ofrecen exposiciones de obras de arte de Europa de entre los siglos XVIII y XX. Junto a este museo es posible conocer el Museo del Viejo Montpellier, con colección de objetos de la historia de la ciudad desde el siglo XVIII. Es interesante durante la estancia en la ciudad conocer la Facultad de Medicina donde se ubica el Museo de Anatomía para conocer exposiciones relacionadas malformaciones y enfermedades extrañas, una facultad que data del siglo XII.

Montepellier, una ciudad moderna

MontpellierPC_21

Montpellier es al mismo tiempo una ciudad moderna, con nuevas construcciones como el Ayuntamiento junto al río. La construcción de este moderno edificio la llevó a cabo Jean Nouvel, cuyo diseño se inspira en el anterior aunque con líneas más modernas y un color azul y verde característicos. Se terminó de construir en 2011 y es una de las construcciones modernas en la ciudad.

El centro peatonal de Montpellier permite pasear con tranquilidad mientras se disfruta de los edificios históricos y de las terrazas de los restaurantes, así como de las tiendas para comprar souvenirs. También permite tomar un tranvía y viajar por la ciudad para hacer un recorrido visual y disfrutar del paseo para ir hasta cualquier lugar de Montpellier.

MontpellierPC_01

A pocos minutos de la Place de la Comédie se encuentra la estación de tren de SNCF, para los turistas que buscan la comodidad de viajar en tren, gracias a que tiene conexiones con otras ciudades francesas como París o Niza, al igual que Barcelona. La estación se la conoce como Estación de Saint-Roch desde 2005, en honor a un santo. Es moderna, amplia y cuenta con tiendas de souvenirs para que la espera sea más agradable.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información