Cracovia, la ciudad que hay que conocer en Polonia

por el 2 Agosto 2016

Vistas de Cracovia, la ciudad más bonita de Polonia

Si hay una ciudad por conocer en Polonia, esa es Cracovia. Aunque no es la capital, ese honor le correspondió por mucho tiempo y la huella de aquella época en la que fue la ciudad más importante del país perdura hoy día en cada rincón, de ahí que todavía se considere como el alma de Polonia.

El centro histórico de Cracovia forma parte del Patrimonio de la Humanidad

De hecho, Cracovia es la ciudad que más turistas recibe de todo Polonia, con amplia diferencia además sobre las demás. A esto ayuda no sólo su historia, la importancia de sus monumentos y la belleza de sus calles, sino el hecho también de que su centro histórico fuera marcado por la UNESCO dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad.

El punto principal de ese centro histórico es la Plaza del Mercado, o Rinek Glowy en su nombre polaco. Con alrededor de 40 mil metros cuadrados, se trata de una de las plazas más grandes de Europa y todavía conserva su aire medieval, rodeada de edificios con tantos siglos de historia como esta misma plaza.

La plaza, lugar concurrido durante todo el año y sede de los principales eventos culturales y tradicionales de la ciudad, formaba parte del camino real hasta Wawel. Wawel es una colina donde se encontraban los dos edificios más importantes de toda gran ciudad en tiempo pasado, el Castillo y la Catedral.

El Castillo y la Catedral fueron los dos símbolos del poder en el Reino de Polonia

El Castillo se levantó por primera vez en el siglo XIV y fue reconstruido o remodelado en varias ocasiones en diferentes épocas. Desde sus inicios fue la residencia de los reyes de Polonia y, por tanto, símbolo del poder del país. Tras la Segunda Guerra Mundial, el castillo se reconvirtió en un museo que es prácticamente el mejor del país, con todos los tesoros y obras de arte que acumuló la familia real polaca en su apogeo.

La Catedral, dedicada a las advocaciones de San Wenceslao (patrón de la República Checa) y San Estanislao (patrón de Cracovia), representa la otra parte del gobierno de un reino o ciudad: el poder eclesiástico. La primera Catedral se construyó sobre el siglo XI, aunque fue destruida y reconstruida en varias ocasiones. En ella los reyes de Polonia eran coronados e igualmente recibían sepultura a su muerte.

Estos son los monumentos principales de la ciudad de Cracovia, pero no los únicos. La ciudad guarda otras iglesias, palacios, edificios militares como la Barbican y muchos museos, todos ellos lugares a sumar a esa cuenta que como resultado nos da el siguiente: si hay una ciudad por conocer en Polonia, esa es Cracovia.

Foto | Flickr – Pedro Cateano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enlaces a esta entrada

  1. Se inaugura el hotel Indigo en Cracovia 12 Septiembre, 2016

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información