El Relicario de los Reyes Magos, en Colonia

Escrito por: Xavi    6 enero 2016     Sin comentarios     2 minutos

El día seis de enero, mientras abrimos los regalos que nos han llegado a aquellos que hemos sido buenos, es inevitable hablar de los Reyes Magos. Todos conocemos esta popular historia bíblica de tanta tradición en nuestro país, pero no todos sabemos qué fue supuestamente de los Reyes Magos y dónde están ahora.

Más o menos, la historia cuenta que los Reyes Magos, tiempo después de la muerte de Jesucristo, fueron declarados obispos, fueron perseguidos por su conversión al cristianismo y fueron martirizados. Sus restos se enterraron juntos en un mismo sarcófago que acabó en la ciudad de Milán, tras las cruzadas que rescataron numerosas reliquias religiosas de tierras turcas.

En tiempos de guerra, una reliquia era un gran botín y por eso, cuando el Imperio Germánico conquistó el norte de Italia, se apropió de este sarcófago. El mismo se trasladó a la ciudad de Colonia, allá por el siglo XII según los escritos, y éste y los otros muchos tesoros fueron los que motivaron la construcción de la enorme Catedral de Colonia, allá por el siglo XII, uno de los más grandes monumentos de Alemania.

El relicario que se construyó para albergar la reliquia una vez en tierras germanas es una mastodóntica obra de arte, la reliquia más grande del arte cristiano: tiene más de metro y medio de altura, algo más de un metro de ancho y más de dos metros de largo. Los tres sarcófagos se hayan en el interior de una estructura con forma de basílica y con una rica decoración de oro, plata y piedras preciosas.

La reliquia se encuentra justo detrás del altar mayor. Con un peso superior a los 300 kilos, esta joya con más de ocho siglos de historia se encuentra protegida en una estructura que la eleva del suelo y la resguarda completamente.

Foto | Wikimedia Commons – TTaylor


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.