Heidelberg, ciudad universitaria

Heidelberg, ciudad universitaria

Escrito por: bgarcia    29 junio 2012     4 Comentarios     2 minutos

En el sur de Alemania, a unos 250 kilómetros de la frontera francesa se encuentra Heidelberg, el lugar con la Universidad más antigua del país. Es una pequeña ciudad acogedora y romántica que se salvó de ser arrasada durante los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial, y que merece, sin duda, una visita.

Lo primero que llama la atención es el Castillo, uno de los principales restos históricos de Alemania. Reconstruido parcialmente, domina la vieja ciudad desde el Königstuhl al que se puede acceder en funicular. Las vistas son impresionantes desde Friedrichsbau. Consta de varios edificios y en su interior se puede visitar el Museo Alemán de Farmacia.

Si algo sitúa la ciudad en el mapa es su Universidad. Fundada en el siglo XIV por Ruperto I, actualmente cuenta con unos 25.000 estudiantes que suponen un quinto de la población de Heidelberg. La Biblioteca del siglo XIX conserva interesantes manuscritos y se sitúa en la plaza de la Universidad, con las sedes vieja y nueva y la Studentenkarzer. El mismo sitio donde Lutero expuso sus tesis.

Otros monumentos de interés son la Iglesia de San Pedro, la más antigua de la ciudad con unos 900 años de historia; la Iglesia de los Jesuitas de 1749; el Puente Antiguo o Carl-Theodor-Brücke sobre el Néckar; el Mercado del Grano, la plaza más bonita de la ciudad y, la Iglesia del Espíritu Santo, en el centro de la ciudad.

El centro histórico de Heidelberg es peatonal y además de interesantes edificios barrocos, es un lugar de mucho ambiente para comer y disfrutar del ocio, es el centro de la vida universitaria. Y si quieres una vista inolvidable de esta ciudad, cruza el río y haz el Camino de los Filósofos. Las vistas al otro lado del Neckar son impresionantes.

Vía | Germany Travel
Foto | Flickr-Germany-explorer.com


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.