La famosa Ley de Pureza alemana, la primera reglamentación alimentaria

La famosa Ley de Pureza alemana, la primera reglamentación alimentaria

Escrito por: Xavi    3 febrero 2015     2 Comentarios     1 minuto

La cerveza es la bebida nacional en Alemania. Para que se hagan una idea de lo importante que es, y sobre todo que ha sido, la cerveza en este país, durante varios siglos hubo una ley para regular la elaboración de la misma, la famosa Ley de Pureza, que a continuación vamos a conocer.

La Ley de Pureza se decreta en el siglo XVI, concretamente en el año 1516. La Reinheitsgebot (su nombre en alemán), que fue promulgada por el duque Guillermo IV de Baviera, proclama básicamente que para elaborar cerveza solamente pueden usarse tres ingredientes: agua, cebada y lúpulo. No hay aromas ni aditivos artificiales. Aparte, la Ley de Pureza también decía dónde, cómo y a qué precio se debía beber la cerveza.

Dicha ley, que está considerada como la primera reglamentación de la historia asignada a un producto alimentario, se mantuvo vigente prácticamente hasta ayer. Y casi sin cambios, tan sólo con los lógicos cambios para adaptar los precios a los tiempos o para permitir que también se pudiera utilizar levadura entre los ingredientes, ya que la levadura no se empezó a utilizar hasta el siglo XIX.

Con la entrada de Alemania en la Unión Europea, la Ley de Pureza dejó a ser una ley como tal y ha pasado a ser una herramienta de marketing. Marcas de todo el mundo, no solamente alemanas o concretamente de Baviera, afirman que todavía elaboran su cerveza siguiendo la dichosa Ley de Pureza. Lo hacen en sus anuncios, en sus etiquetas, hasta en los nombres que ponen a sus variedades.

Foto | Flickr – heartbeaz

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.