Propeller Island, hotel original en Berlín

Propeller Island, hotel original en Berlín

Escrito por: slopez    24 abril 2013     Sin comentarios     2 minutos

Dentro de la infinita oferta hotelera que nos ofrece la ciudad de Berlín, tenemos hoteles de todo tipo, con gran atractivo y con capacidad para satisfacer todas nuestras necesidades. Pero, en ocasiones, buscamos algo más allá, algo más original. Podemos obtenerlo si nos alojamos en el Hotel Propeller Island City Lodge.

La vida de este hotel es bastante corta. Su nacimiento se produjo a finales de los años noventa, cuando el artista alemán Lars Stroschen comenzó a alquilar habitaciones de su domicilio para poder financiar sus producciones y estudio de música. Habitaciones que el propio artista decidió decorar a su gusto y estilo para que no presentaran el típico aspecto de una habitación de pensión.

Al poco tiempo, el eco de la originalidad de las habitaciones fue tal que le llevó a adquirir una pensión que se encontraba en su edificio, creando una serie de habitaciones a través de las obras que iba reproduciendo. Todo ello ha dado lugar a un hotel muy artístico donde cada habitación nos introduce en una obra de arte moderno.

El hotel se compone, a día de hoy, de cuarenta y cinco habitaciones, cada una de las cuales posee un nombre determinado y en las que encontramos diferentes tipos de diseños y ambientaciones recreadas mediante una serie de esculturas acústicas, relacionadas todas ellas con la temática de la habitación.

Habitaciones como la de cama voladora (con el suelo inclinado y pavimento de pizarra), la de libertad (con el cuarto de baño en la misma habitación y un gran balcón), desnudos (habitación con paredes color púrpura y cortinas de terciopelo, además de un cuarto de baño en color azul brillante) o la cripta, habitación con dos ataúdes que hacen las veces de camas.

Así hasta un total de cuarenta y cinco, con la posibilidad, además, de ir cambiando de habitación siempre que queramos. Sólo por veinticinco euros más por día podemos probar todas las estancias que deseemos para hacer un recorrido artístico por el hotel. Si la estancia es larga, el cambio de habitación a partir del cuarto día es gratis.

Para los más osados y originales, que buscan algo novedoso en sus vacaciones en Alemania, tenemos el Propeller Island City Lodge, en el número 58 de la Albrecht-Achilles Strasse. Museo y hotel, arte y ocio, descanso y cultura, un dos por uno en toda regla para alojarnos en nuestra visita a Berlín.

Vía | funversion.universia
Foto | flickr-johnwilliamsphd

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.