Rothenburg ob der Tauber, una ciudad de cuento

Rothenburg ob der Tauber, una ciudad de cuento

Escrito por: bgarcia    8 marzo 2012     Comentario     3 minutos

Ha sido escenario real y virtual de varias películas por su aspecto medieval

En Baviera, en plena Ruta Romántica alemana, se halla una pintoresca ciudad, Rothemburg ob der Tauber, Rotemburgo. Pasear por sus calles es trasladarse al pasado, a la época medieval, de hecho es de las pocas que consiguió salvarse de la destrucción total en la Segunda Guerra Mundial. La historia es tan romántica como la propia ciudad. La madre del Secretario de Guerra estadounidense, John J. McCloy, la había visitado antes de la guerra y su hijo quedó tan impresionado por lo que contó que forzó la rendición antes de que fuera arrasada. Aún así, algunos edificios tuvieron que ser reconstruidos, pero se hizo en su forma original, con precisión histórica.

Rotemburgo es una ciudad rodeada por una impresionante y gruesa muralla del siglo XIV, con varias torres y puertas, en la que no falta el puente levadizo y el baluarte (Spitalbastei). Es un buen lugar para comenzar la visita y hacernos una idea general de la ciudad. La Plaza del Mercado (Marktplatz) es la siguiente parada porque, además de ser el centro neurálgico de la ciudad y un buen lugar donde comer, tiene una Oficina de Turismo, en la que organizar bien la visita y enterarnos de los eventos de esos días.

Entre los edificios religiosos de Rotemburgo destaca sin lugar a dudas la Iglesia de Santiago (St. Jakobskirche), al norte de la Marktplatz. Este impresionante edificio gótico presenta la peculiaridad de tener dos presbiterios. En su interior hay tres retablos tallados por el famoso escultor Tilman Riemenschneider, uno de ellos considerado una obra maestra datada en 1504. En la Iglesia de los Franciscanos se puede admirar la Virgen de Creglingen que data del año 1400.

Respecto a los edificios civiles, el Ayuntamiento tiene una bella fachada renacentista y otra gótica sobre la que descansa una torre de 60 metros construida en el siglo XIII. Desde lo alto de la torre, que cuenta con 241 escalones, se pueden hacer magníficas fotografías de la ciudad. También es muy interesante la Baumeisterhaus, Herrengasse la calle comercial y la Plaza Pequeña (Plönlein) uno de los lugares más fotografiados de Alemania.

Rotemburgo también tiene museos que merece la pena visitar. El más conocido quizá, es el de Criminología de la Edad Media (Kriminalmuseum), que contiene una impresionante colección de instrumentos de tortura medievales, gráficos, documentos y sellos de siete siglos. El Museo Alemán de Navidad tiene una enorme colección de cascanueces y adornos navideños de todas las épocas. El Museo de Muñecas y Juguetes muestra más de 1.000 ejemplares de muñecas recorriendo 200 años de historia juguetera.
El Museo de la Ciudad Libre en el monasterio medieval de las monjas dominicanas alberga arte y cultura de la antigua Ciudad Libre Rothenburg. Destacable también el Museo Municipal.

A la ciudad más romántica de Alemania se puede llegar en ferrocarril utilizando trenes regionales o la conexión con el ICE (Intercity Express) desde Wurzburgo y Núremberg. En coche por la A6 y la A7. El aeropuerto más cercano es el de Núremberg a 66 kilómetros. Tiene buenos alojamientos a precios razonables y excelentes restaurantes. Ten en cuenta que recibe multitud de autobuses de turistas que llenan los lugares para comer en hora punta. Respecto a las compras: relojes de cuco, antiguedades, pinturas y como no, decoración navideña. En Käthe Wohlfahrt tienes tres pisos llenos de todo tipo de adornos para esas fiestas.

Foto | Wikipedia
Más información | Rothemburg ob der Tauber

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.