Alice Springs, la puerta de entrada al Uluru

Escrito por: Xavi    7 abril 2015     Comentario     2 minutos

El Monte Uluru, también conocido como Ayers Rock, es uno de los lugares más conocidos de Australia, prácticamente un símbolo del país, especialmente en lo que a su historia aborigen se refiere. Por tanto, visitar este lugar, que realmente tiene algo de mágico, es una de las excursiones más comunes que se realizan en este país.

Para llegar hasta ahí, la ciudad de referencia es Alice Springs. Ciertamente, esta ciudad, conocida como The Alice o simplemente por Alice, está a algo más de 300 kilómetros del Monte Uluru, y sin embargo se puede considerar como la puerta de entrada a todo ese mundo semi desconocido, pues es prácticamente la ciudad más grande que encontramos en el interior del país.

Con la gran mayoría de la población concentrada en las grandes ciudades costeras, The Alice, con apenas 30 mil habitantes, se puede considerar como la gran urbe del corazón del país. Su origen es un asentamiento de trabajadores de la línea del telégrafo, y antes de llamarse como la esposa del administrador de la empresa, Alicia, se llamó Stuart en honor de uno de los más famosos expedicionarios de este continente.

En esta ciudad encontramos un importante porcentaje de población aborigen, bien asentada o bien que viene simplemente de paso. Esta es una de las características peculiares de Alice Springs, lo que fluctúa la población, ya que siempre hay en ella un gran número de turistas, turistas habitualmente de paso para adentrarse en los parques nacionales del corazón del país.

A pesar de ser una ciudad de paso, ofrece algunos intereses, como por ejemplo, mucha cultura aborigen: arte, gastronomía … No faltan hoteles, tiendas, restaurantes, y algún que otro edificio con cierto valor histórico que ver, mientras uno se prepara de cara a la aventura de descubrir el centro del país.

Foto | Free Aussie Stock


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.