La Place du Grand Sablon, en Bruselas

La Place du Grand Sablon, en Bruselas

Escrito por: Xavi    18 enero 2013     Sin comentarios     2 minutos

Antiguamente, era una zona arenosa y pantanosa que se encontraba fuera del centro de la ciudad de Bruselas. Por eso, se le conoce a este lugar como Sablon, que traducido de su francés original al español viene a significar precisamente eso: arenoso.

Pero hoy día, la plaza del Grand Sablon es algo bien distinto, y de arena sólo conserva el nombre. Es sin duda otro de los lugares encantadores que tiene esta ciudad, y merece la pena acercarse a ella dando un paseo desde el centro de la ciudad, remontando la Rue Leabue hasta llegar a ella. Aquí disfrutarás de hermosos edificios y de tiendas elitistas en las que derrochar algo de dinero.

El edificio más significativo de esta plaza es la Iglesia de Notre Dame du Sablon. La visita a este templo es gratuita, y si eres creyente, razón de más porque en su interior hay una imagen a la que atribuyen el poder de sanar a los enfermos. Un poco más adelante, pasando de largo, encontraréis unos jardines conocidos como Petit Sablon, donde podéis haceros unas fotos bastante bonitas.

El chocolate es otro de los motivos por el cual acercarse a esta plaza, porque las principales marcas de chocolate belga tienen tiendas en ella o en las calles más cercanas. Si bien, no sólo hay tiendas de este tipo, también boutiques de ropa o librerías (todo un pelín caro, eso sí), así como bares muy modernos o restaurantes con bastante clase.

Mucho más asequible es visitar el Mercado de Antigüedades, que se montan los sábados, hasta la tarde, y los domingos, sólo de mañana. Se trata de un mercadillo con más de 20 años de antigüedad, y en el que podrás encontrar de todo, desde baratijas o libros de escaso valor y en no muy buen estado, hasta auténticas piezas de coleccionista. Suele ser un lugar recurrente para curiosos y turistas.

Foto | Flickr – Sergio Calleja


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.