La Catedral de Sal de Zipaquirá

La Catedral de Sal de Zipaquirá

Escrito por: Xavi    8 enero 2014     Sin comentarios     2 minutos

Os llevamos a conocer hoy una de las mayores curiosidades de Colombia. Para ello viajamos hasta la ciudad de Zipaquirá, en el departamento de Cundinamarca y a solo 55 kilómetros al norte de Bogotá. Popularmente se la denomina como Zipa y es uno de los centros de explotación de sal más importantes del país. Precisamente Zipaquirá es la ciudad de la sal y a este elemento se debe su principal atractivo.

Se trata de la Catedral de Sal de Zipaquirá, una iglesia subterránea construida en el interior de los túneles de una mina de sal. Esta mina está situada 200 metros bajo tierra, en las entrañas de la montaña Halita. Es el destino turístico más popular de la zona, pero a su vez un centro de peregrinación en todo el país. Un santuario católico al que los colombianos profesan gran devoción.

El origen de esta iglesia hay que buscarlo en las primeras décadas del siglo XX. Los mineros que trabajaban diariamente en la mina habían erigido en los túneles una pequeña capilla para hacer sus oraciones. No sería sino hasta 1950 cuando se comenzó a trabajar en la catedral propiamente dicha, que quedó inaugurada al público el 15 de agosto de 1954, quedando dedicada a Nuestra Señora del Rosario, patrona de los mineros.

Al acceder a la mina, la mayor reserva de roca sal en el mundo, lo primero que vamos a apreciar es la oscuridad y el olor intenso a sal. Poco a poco vamos llegando a la catedral, que nos espera con su juego de luces para que podamos disfrutarla completamente.

La iglesia consta de tres naves. En la de la derecha tenemos los iconos de las Estaciones de la Cruz de Cristo y la capilla de la Virgen del Rosario, mientras que en la nave izquierda pueden verse imágenes del nacimiento y el bautismo de Jesús, con una cascada que simboliza el río Jordán.

La Catedral de Sal de Zipaquirá está considerado uno de los mayores logros artísticos de la arquitectura colombiana. Una auténtica maravilla tallada en piedra que ha recibido ya la visita de más de trece millones de personas. Precisamente fue declarada en el año 2007 Primera Maravilla de Colombia.

– Información adicional

La Catedral de Sal abre todos los días de 09.00 a 17.30 horas. El precio de la entrada es de 23.000 pesos colombianos para los adultos (8,70 euros) y 16.000 pesos colombianos para los niños entre 4 y 12 años (6 euros).

Vía | Catedral de Sal de Zipaquirá
Foto | Flickr Jimmy Baikovicius

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.