Abadía de Admont
Lugares de interés

Abadía de Admont

Escrito por: Juan Luis
7 marzo 2016
Sin comentarios
1 minuto

En el estado de Estiria se puede disfrutar de construcciones importantes como la Abadía de Admont, que es un ejemplo de construcción religiosa con historia. Se encuentra en una zona montañosa desde donde se puede disfrutar de preciosas vistas en Sägestraße 539, a 15 minutos del Parque Nacional Gesäuse.

Se trata de una abadía cuya construcción se llevó a cabo entre 1072 y 1074 y fue Santa Emma de Gurk y el Arzobispo Gebhard von Helfenstein de Salzburgo las personas que fundaron esta abadía. El estilo que presenta desde fuera y desde dentro es el neogótico, perteneciente a la Orden de San Benito.

Durante sus primeros años de vida esta abadía se añadió un convento de monjas. En el interior se pueden ver diferentes elementos importantes como la cruz gótica que se encuentra en la capilla y cuyo creador fue Andreas Lackner en 1518, también la Virgen de Admont en la parte del altar lateral. Se puede ver la pintura de María Inmaculada en 1726, una importante pintura barroca de Joseph Hueber. Otra zona es la biblioteca de la abadía, que también la construyó Joseph Hueber, con un total de 200.000 volúmenes e importantes manuscritos.

La abadía alberga desde 1997 el Museo de Arte Contemporáneo con una gran cantidad de obras de arte, un total de 350 obras de hasta 150 artistas diferentes. Se puede visitar de lunes a viernes de 7:30 a 17 horas, hasta las 16 horas los viernes.

Vía | Wikipedia
Foto | Centic-Wikimedia

La Biblioteca del Monasterio de Admont
Ocio y cultura

La Biblioteca del Monasterio de Admont

Escrito por: slopez
13 febrero 2014
Sin comentarios
2 minutos

Hay ocasiones en las que un mismo lugar, encierra otros que merecen ser reseñados en un post, de manera independiente. Ese es el caso del que nos ocupa hoy. Si hace ya algún tiempo, realizábamos un recorrido por el legendario Monasterio de Admont, hoy vamos a atravesar, de nuevo, sus puertas, para conocer uno de los lugares más importantes de Austria: su Biblioteca.

La Biblioteca del Monasterio de Admont data su antigüedad de finales del siglo XVIII, siendo diseñada por el arquitecto austríaco Joseph Hueber. La Biblioteca destaca a lo largo de setenta metros, pudiendo contemplar su ornamentado techo a una altura de trece metros. Con estas medidas, unidas a sus catorce metros de ancho, se convierte en la biblioteca monacal más grande de todo el mundo.

A lo largo de todos sus estantes, podemos encontrar unos doscientos mil volúmenes con un total recorrido sobre la historia de la literatura universal. Hasta setenta mil libros restaurados, miles de manuscritos y algo más de quinientos incunables se localizan en sus estanterías para disfrute y deleite de todos aquellos amantes de la cultura y la literatura.

Decíamos, anteriormente, que podemos contemplar su techo a trece metros de altura. Techo que cuenta con una maravillosa ornamentación. En él podemos apreciar un total de siete cúpulas, realizadas por el pintor barroco austríaco Bartolomeo Altomonte, mostrando las etapas del conocimiento humano y de lo divino. Un auténtico disfrute para la vista.

Además de los magníficos frescos de las cúpulas del techo, podemos encontrar otros elementos artísticos en el interior de la biblioteca como las esculturas denominadas Las Últimas Cuatro Cosas, del escultor austríaco, nacido en Graz, Joseff Stammel. Toda la ornamentación se funde con la luz que se introduce en el interior, a través de las cuarenta y ocho ventanas que flanquean el edificio, creando un interesante contraste en el mismo.

Con un total de mil cuatrocientos manuscritos, tenemos que destacar que el más antiguo de todos ellos procedía de la Abadía de San Pedro, en la ciudad de Salzburgo. Este manuscrito fue, junto a más de novecientos incunables, la maleta de viaje que acompañó a los primeros monjes que habitaron el lugar. Otro libro a destacar es un manuscrito iluminado que se conoce como la Biblia de Admont.

Otro lugar de interés cultural que podemos encontrar en Austria de los miles y miles que existen a lo largo del país. En este caso, uno dentro de otro. Si podemos admirar la maravilla y la belleza del legendario Monasterio de Admont, no menos bella e interesante es su biblioteca, donde la delicia artística se une a la riqueza cultural y literaria.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Walter A. Aue

La Abadía de Admont en el estado de Estiria
Ocio y cultura

La Abadía de Admont en el estado de Estiria

Escrito por: slopez
31 mayo 2013
2 Comentarios
2 minutos

Al sureste de Austria, y formando frontera con Eslovenia, localizamos uno de los nueve estados federados del país, Estiria. Contando como capital de la misma a la ciudad de Graz, su extensión está cubierta, fundamentalmente, por sus zonas boscosas y montañosas. Hoy vamos a detenernos en uno de los edificios más importantes del estado: la Abadía de Admont.

Esta abadía es la más antigua de la zona (data de finales del siglo XI) y tiene a su cargo un total de veintisiete iglesias. Rodeada de un paisaje digno de admirar, incluido en el Parque Nacional Gesäuse, pertenece a la orden benedictina y es una de las joyas representativas del estilo barroco mezclado con el arte contemporáneo.

En un recorrido por el interior de la Abadía de Admont, podemos apreciar, además de excelentes obras de arte y magníficos frescos representados en su techo, su biblioteca y su museo. Ambas divisiones de la abadía son el plato fuerte que hace congregar, a lo largo del año, a miles de visitantes a la misma.

La biblioteca es considerada la mayor monacal del mundo. Hasta doscientos mil volúmenes (de los cuales, mil cuatrocientos datan del siglo VIII) son expuestos en la misma para deleite de los enamorados de la historia de la literatura en general. Ya desde los comienzos de la abadía, fueron incorporándose diversos ejemplares, llegando a ser descrita como la octava maravilla del mundo en el siglo XIX.

Su museo de arte contemporáneo tiene una vida algo más corta. Fundado en el año 1997, incluye hasta trescientas cincuenta obras de ciento cincuenta artistas de todo el mundo. El museo, además, posee el programa Artist in Residence, creado para que jóvenes artistas realicen obras inspiradas en el lugar. Estas obras pasan, posteriormente, a formar parte de la colección de la abadía. Gracias a esta mescolanza de arte clásico y moderno, recibió el Premio de los Museos Austríacos en el año 2005.

Pero no solamente se compone de obras de arte este museo. Dentro de el mismo, tenemos también el Museo de Historia Natural, con la colección de insectos mayor de toda Austria. Este museo ofrece también la posibilidad de conocer la historia de la abadía y de aumentar la creatividad de los más pequeños a través de talleres que se organizan para ello.

Una página más de la amplia cultura que posee Austria. Una abadía milenaria que posee una de las más importantes bibliotecas del mundo y que se ha adaptado a los tiempos, convirtiendo parte de ella en un museo que ofrece la opción de apreciar obras de arte clásicas y contemporáneas, tanto a niños como adultos.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Keith Ewing


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.