Neuchâtel, una ciudad con mucho encanto
Lugares de interés

Neuchâtel, una ciudad con mucho encanto

Escrito por: mvargas
28 diciembre 2015
Sin comentarios
2 minutos

Situada en el cantón que lleva su mismo nombre, al oeste de Suiza, la ciudad de Neuchâtel es un destino turístico muy interesante y cargado de sorpresas, y es que a pesar de que suele pasar desapercibida y casi siempre está por detrás de otras ciudades como Zürich, la ciudad más destacada del país, La ciudad vieja de Berna o Ginebra, diplomática y tranquila, lo cierto es que merece acercarse hasta ella para ver y conocer todo lo que nos puede ofrecer.

Neuchâtel, cuyo nombre viene a significar literalmente "castillo nuevo", cuenta con un rico patrimonio histórico y cultural y con un sinfín de atracciones, restaurantes y tiendas para visitar. En primer lugar, podríamos optar por dar un paseo en su pequeño tren turístico para así no perdernos nada de la magia de sus calles antiguas, de su excelente castillo y de su afamada iglesia colegial.

Dicho castillo fue construido en el siglo X y fue un regalo que el rey de Burgundy, Rudolph III, le hizo a su esposa en el año 1011. Por él pasaron los Habsburgo, los Burgundy y los franceses hasta que finalmente llegó a manos del rey de Prusia en el año 1707. A día de hoy es la sede del poder ejecutivo del cantón, de la administración y de la justicia. Por otro lado, la iglesia colegial fue fundada en el siglo XIII y es otro de los monumentos arquitectónicos más destacables de la ciudad. En ella se puede ver un famoso cenotafio, un sepulcro conmemorativo y varias estatuas del conde Luis rodeado de sus tres mujeres.

En Neuchâtel merece la pena coger un barco y disfrutar de su lago, subir hasta su montaña Chaumont para unas impresionantes vistas panorámicas, y visitar sus tres principales fuentes: la fuente de Grifo, la fuente de León y la fuente Banneret, verdaderos ejemplos de escultura medieval.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-Patrick Nouhailler

Creux du Van, todo un espectáculo natural
Lugares de interés

Creux du Van, todo un espectáculo natural

Escrito por: mvargas
20 junio 2015
Sin comentarios
1 minuto

Cualquier persona que haya pisado alguna vez tierras suizas, que haya explorado el país, o que sepa un poco acerca de él, nos podrá decir con absoluta certeza de que el mayor de los atractivos de este pedacito de tierra es su exuberante naturaleza y todos y cada uno de los paisajes que, gracias a ella, Suiza nos ofrece. Desde Por Conocer, sin ir más lejos, ya os hemos hablado de muchos de ellos, pero aún así siempre hay algo nuevo que llega y nos sorprende.

En esta ocasión nos acercamos hasta la frontera cantonal que separa Neuchâtel y Vaud para llegar hasta un imponente valle que casi podría pasar desapercibido si no fuera por sus grandes dimensiones (4 km de largo por 1 de ancho) y por su impresionante e imponente formación rocosa conocida por el nombre de "Creux du Van".

Nos encontramos ante un lugar de vértigo que se formó hace aproximadamente unos 200 millones de años debido a los depósitos calcáreos de un mar prehistórico y a la fuerte erosión producida por el agua y el hielo. Desde sus 725 kilómetros de altura podremos observar un auténtico anfiteatro natural digno de mención y de obligada visita para cualquier amante de nuestra madre naturaleza, así como un paraíso para su propia fauna: las aves de rapiña, las cabras montesas, los corzos y las marmotas, entre otras especies.

El valle es fácilmente accesible a pie o en coche. Dos caminos pavimentados nos llevarán hasta "la ferme du Soliat" (1.382 metros), la cual está situada a pocos minutos andando de la cima donde podremos ver el "Creux du Van".

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr - StefanRohrbach


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.