Los valles de Jiuzhaigou, patrimonio natural de China
Lugares de interés

Los valles de Jiuzhaigou, patrimonio natural de China

Escrito por: Xavi
6 enero 2017
Sin comentarios
2 minutos

La provincia de Sichuan esconde uno de los lugares más hermosos de toda China: los valles de Jiuzhaigou. Se trata de un gran espacio natural de una gran belleza, al punto que la UNESCO lo incluyó en 1992 dentro de su lista del Patrimonio de la Humanidad y también, unos años más tarde, dentro de la lista de las Reservas de la Biosfera.

Esta reserva natural está compuesta por una serie de valles en una zona de montaña, entre los dos mil y los cuatro mil metros sobre el nivel del mar. Eso sí, no todos los espacios están accesibles al público por motivos de preservar el medio, así que los valles que se visitan en realidad son tres: Rize, Zechawa y Shuzheng, que está entre medio de los otros dos.

¿Y qué se esconde dentro de este valle no tan conocido para el gran público pero sí muy hermoso? Pues un paisaje con vistas a las montañas del Tibet, que resulta bonito en cualquier época del año (cada una tiene su encanto propio y su propio colorido) y bañado por ríos que desembocan en cascadas y en lagos de una belleza fascinante.

El Valle de Jiuzhaigou esconde cascadas, ríos y lagos entre sus bosques

De hecho, uno de los lugares más famosos que se encuentran dentro de la región de Jiuzhaigou son estos lagos cuyas aguas se ven de un intenso color turquesa por la particular concentración de minerales que tiene. El más famoso es el conocido como Lago de las Cinco Flores, un lago que visto de cerca fascina por lo cristalino de sus aguas, al punto de que se ve perfectamente el fondo de forma que parece mucho más cercano aunque realmente está a varios metros de profundidad.

La visita al parque natural, muy concurrida en fechas festivas chinas, es bastante controlada. Todo el recorrido se tiene que hacer por los puentes, pasarelas y caminos asfaltados construidos para ello, y no se puede hacer nada sin permiso. Entre las cosas que no se puede hacer es acampar, y las opciones de alojamiento por la zona no son muchas, por lo que dormir es algo complicado y puede salir caro.

Tampoco es fácil el transporte ya que no hay muchos medios. Hay un aeropuerto cercano, el de Jiuzhai Huanglong, y autobuses que conectan este aeropuerto y la ciudad de Chengdu con el parque, pero normalmente la gente se decanta por los tours privados, para olvidarse de planificar transporte y los paseos por los valles.

Foto 1 | Flickr - Toshiyuki IMAI
Foto 2 | Flickr - Jeremy Thompson

El Gran Buda de Leshan
Lugares de interés

El Gran Buda de Leshan

Escrito por: bgarcia
7 noviembre 2012
Sin comentarios
2 minutos

El Monte Emei es uno de los lugares sagrados más importantes del budismo. Aquí se construyó el primer templo budista del país en el siglo I, al que siguieron varios más tarde. En el siglo VIII se esculpió en una ladera una figura de Buda que es la más grande del mundo.

Ambos, el paisaje panorámico del Monte Emei y el Gran Buda de Leshan son Patrimonio de la Humanidad desde el año 1996. Están situados a unas horas de autobús de Chengdu, en Leshan en la provincia de Sichuan. La estatua tiene 71 metros de altura, y representa a un Buda Maitreya, sentado con las manos sobre sus rodillas. El ancho de los hombros es de 28 metros.

La idea de esculpir semejante gigante fue del monje chino Haitong. Esperaba que así se calmaran las aguas de los tres ríos que allí confluyen, Minjiang, Dadu y Qingyi, y que provocaban la destrucción de numerosos barcos. Y así fue. Cuando se finalizó 90 años después, en el 803, las aguas se calmaron considerablemente. Pero no hay nada milagroso. Los escombros que se fueron retirando de la montaña se depositaron en el agua, alterando las corrientes y lógicamente ralentizándolas.

Para prevenir la erosión el Gran Buda tiene varios conductos de drenaje, en el pelo, la parte posterior de las orejas, el cuello y el pecho. Además no han dejado de mantenerlo en buenas condiciones y gracias a ello lleva en pie más de 1.200 años. Se puede visitar en ferry o en coche y se puede ascender hasta una terraza a la altura de la oreja. Ahí además se puede ver una exposición sobre la construcción de Dafo, como se conoce a este Buda.

El ferry se toma en Leshan y la excursión dura en total 40 minutos. El barco para bajo Buda para que quien quiera pueda salir y hacer fotos. El ferry permite ver dos guardianes esculpidos en acantilado que no se ven desde otro lugar, además del monasterio rosa amurallado del año 742. También se puede llegar en autobús o taxi lo que te permite entrar en el parque y subir y bajar por el monumento. Se recomienda evitar las mañanas por la gran afluencia de turistas chinos. Las colas para subir a la oreja de Buda pueden durar hasta dos horas.

En invierno hay una tercera opción, se forma una isla justo frente a Buda a la que se puede llegar en ferry. No podrás llegar a la estatua pero tendrás una buena vista.

Vía | Sacred Destinations
Foto | Flickr-Bernt Rostad

Jingli, el centro comercial de Chengdu
Ocio y cultura

Jingli, el centro comercial de Chengdu

Escrito por: slegarreta
16 mayo 2012
Comentario
1 minuto

Chengdu, al igual que otras grandes urbes, concentra gran parte de la atención de aquellos visitantes que deciden conocer sus principales centros comerciales y sitios turísticos. En estos podrás disfrutar de una gran variedad de actividades y paseos que la hacen tan particular, como la conocida calle Jingli.

Esta calle es una peatonal en la que se desarrolla el más grande de los centros comerciales, visitados día a día por millones de personas. El mismo ha sido reconstruido por los profesionales pertenecientes al Museo del Templo Ancestral del Marqués de Wuxiang. La ciudad de Chengdu se encuentra en la provincia de Sicuani.

Reconocida en todo el mundo, desde el año 2005 es considerada como una de las “Diez calles comerciales peatonales urbanas de fama nacional”. De esta manera, Jingli se equipara con los grandes sitios como “Wangfujing de Beijing, Jianghanlu de Wuhan, el Monumento de Liberación de Chongqing, Hepinglu de Tianjin", entre las principales.

En la antigüedad, la calle Jingli era destacada por ser el gran centro comercial del oeste de la provincia en la que primaban los intercambios de te y algunos otros productos autóctonos. A través de los siglos y los años, dada su popularidad, la ciudad pudo abrir sus fronteras incorporando hoteles, restaurantes, teatros. Es decir, que si recorres sus calles podrás disfrutar de varias ofertas culturales y gastronómicas.

Si eres amante de las compras, ya sabes a dónde debes dirigirte cuando pises suelo chino. Sólo debes trasladarte hacia la ciudad de Chengdu y aprovechar todas estar oportunidades para divertirte.

Vía | Spanish China
Foto | Wikipedia


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.