El Desierto de las Palmas, un remanso de paz a pocos kilómetros de Benicassim

El Desierto de las Palmas, un remanso de paz a pocos kilómetros de Benicassim

Escrito por: Victor Alós    25 noviembre 2014     2 minutos

El Desierto de las Palmas recibe su nombre de los monjes carmelitanos, que se instalaron en el paraje y de las plamas que crecen en él, frente al Mediterráneo.

Sabemos que el nombre de Benicàssim te suena a fiesta, festivales, playa y sol. Pero en este pueblo costero castellonense hay mucho más que lo convierte en un lugar muy especial. El Desierto de Las Palmas está a unos pocos kilómetros de la zona más turística de la provincia de Castellón, sobre las montañas que se alzan tras el pueblo y comparte parte de su territorio con Castellón, Cabanes, Oropesa del Mar, Borriol y la Pobla Tornesa.

A pesar de su nombre, no se trata de lo que entendemos como desierto, ya que no es una gran superficie de terreno arenoso con poca vegetación y fauna. Realmente se trata de una palabra con la que los monjes carmelitas designan los lugares de meditación y recogimiento, los Santos Desiertos.

Se puede acceder hasta el Desierto de Las Palmas desde Castellón o Benicassim y desde los miradores que hay habilitados en la subida hasta lo más alto se puede ver una magnífica vista del Mediterráneo, las playas de Benicassim y si el tiempo es bueno y el cielo está despejado, se pueden ver las Islas Columbretes en el horizonte.

Además del Convento de los Carmelitas se puede encontrar el Centro de Interpretación La Bartola, donde se puede encontrar una explicación muy clara y sencilla sobre toda la fauna y la flora del Parque Natural. Está ubicado en una antigua masía, reformada en el año 1994 y que es de visita obligada para conocer al detalle todo lo que se puede encontrar en las distintas rutas senderistas que recorren el Desierto de Las Palmas.

En esos recorridos pueden encontrarse las ruinas de varias pequeñas ermitas e incluso del convento original, del que salieron los monjes carmelitas antes de ocupar el actual. El Desierto de las Palmas es un remanso de paz y tranquilidad a solo unos minutos de uno de los principales centros turísticos de la provincia de Castellón y una visita necesaria para desconectar, aunque sea durante una mañana, del ruido de la civilización.

Más información | Wikipedia

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.