Una escapada romántica a Teruel, ciudad de Los Amantes

Una escapada romántica a Teruel, ciudad de Los Amantes

Escrito por: Victor Alós    30 enero 2018     Sin comentarios     2 minutos

La ciudad de Teruel tiene muchos encantos que la convierten en un lugar ideal para descubrir en una escapada romántica en cualquier epoca del año

Aunque solemos dejar para el 14 de febrero la escapada romántica que nos hace falta cada cierto tiempo, también hay que pensar en que ese momento en pareja puede hacerse en cualquier otro momento. Pero si hay un lugar que parece hecho adrede para perderse con la pareja, ese es Teruel. No en vano es la ciudad donde podemos encontrar una de las historias románticas y con los protagonistas de cuerpo presente más importantes de nuestro país. Sí, posiblemente la historia se quede más en leyenda que en hechos reales, pero los Amantes de Teruel son famosos y conocidos desde hace 800 años y solo por eso, ya vale la pena acercarse a Teruel.

La visita a la ciudad debería comenzar por el Mausoleo de Los Amantes, donde se puede conocer la historia de estos dos personajes y que sirve de prólogo para un romántico paseo disfrutando del arte mudejar, que está muy presente por el casco histórico de la ciudad. En el Mausoleo están las figuras de Diego e Isabel, cogidas de la mano y bajo las que se encuentran los restos de ambos amantes. ¿Son ellos en realidad? La leyenda dice que sí, y si la leyenda lo dice… ¿Cómo vamos a dudarlo?


En el mes de febrero se celebran Las Bodas de Isabel, que con una feria ambientada en la época, recrea la llegada de Diego a Teruel, como le pide el beso y su muerte y funeral. Un espectáculo que traslada a los visitantes hasta la época medieval y que es un aliciente más para descubrir esta ciudad aragonesa que dicen, también existe.

Junto al Mausoleo encontramos la iglesia de San Pedro, con una de las torres mudéjares de Teruel. Es una buena idea visitarla tras rendir homenaje a los Amantes. El recorrido por la ciudad nos llevará al encuentro de otras dos torres de la misma época, que conforman un recorrido gracias al que podemos encontrar también con la Catedral, que ofrece un techo que vale la pena descubrir.

El modernismo también tiene su hueco en Teruel y se puede descubrir gracias a la Escalinata de Teruel, que también es conocida como Escalinata de la Estación, la Escalinata del óvalo o la Escalinata de Torán. En ella hay muchos elementos del modernismo turolense, que además se recrean en la tragedia de los Amantes, que son el símbolo de la ciudad. Y para terminar, callejeando por una ciudad que esconde al famoso “Torico“, con su leyenda que también incluye a la luna, se puede disfrutar de la comida y la cena en cualquiera de los restaurantes que ofrecen productos de la tierra. Un buen plan romántico, en febrero, en mayo o en agosto. O en julio, cuando se celebran las célebres “Vaquillas”, coincidiendo con San Fermín.

Fotos | Trevor Huxman – Flickr /Wikipedia


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.