La Ciudadela de Carcasona

La Ciudadela de Carcasona

Escrito por: slledo    13 noviembre 2012     2 Comentarios     1 minuto

Carcassonne o Carcasona en español, es una de las ciudades más visitadas por los turistas gracias al buen estado de conservación que mantiene su ciudadela medieval. Aquellos que la visitan normalmente repiten prendados de sus calles empedradas que te trasladan a la época de príncipes y doncellas. Si vivimos en Barcelona o alrededores, la ciudadela de Carcasona nos queda relativamente cerca ya que podemos llegar en cuatro/cinco horas viajando cómodamente en tren.

Para muchos enamorados de los vestigios medievales como yo, simplemente viendo sus fotos caerán rendidos ante sus murallas y su iglesia. Esta ciudad se ha ganado a conciencia su consideración como Patrimonio de la Humanidad, título que porta desde el año 1997.

Sus bellas casas fueron poco a poco vendidas y debido al gran auge turístico finalmente se convirtieron en restaurantes, joyerías, pastelerías y tiendas de souvenirs siempre respetando el estilo medieval y sin dejar de perder su encanto.

La ciudadela tiene un doble recinto amurallado que acoge sinuosas calles, una basílica, cincuenta torres y un castillo condal que forma parte de la muralla y que está rodeado por un foso. Aunque puede accederse a través de cuatro puertas, la entrada principal es la Puerta de Narbona compuesta por dos torres de diferentes niveles y matacones (plataforma con orificios) para la defensa desde donde se podían arrojar objetos.

Es recomendable si se tiene ocasión, visitar la ciudad fuera de temporada, es decir evitando los meses de verano. Está colapsada durante los meses de vacaciones por lo que si no quieres perderte ninguno de sus detalles y sacar buenas fotografías es mejor esperar al otoño y la primavera.

Foto | Flickr-La Tête Crançien


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.