El tranvía de Amsterdam, la mejor forma de moverse por la ciudad

Escrito por: Xavi    3 octubre 2012     Comentario     2 minutos

En Amsterdam podéis olvidaros del coche. La gasolina es cara, los aparcamientos son escasos y circular puede ser un poco caótico, porque hay que respetar los carriles para los ciclistas y también los carriles para los tranvías. Así que os recomendamos que, en vuestra visita a esta ciudad, ni se os ocurra contar con coche, porque a pie, a bicicleta o especialmente en tranvía, podréis cubrir toda la ciudad.

El tranvía de Amsterdam es un magnífico ejemplo de lo que es un buen medio de transporte: rápido, efectivo, moderno, fácil de usar … Es tan popular que lo usa prácticamente toda la población y tiene una ventaja con respecto a la popular y barata bicicleta, y es que no te mojas cuando llueve. Ni tampoco te lo roban, pero ese ya es otro cantar.

Hoy en día, el servicio de tranvías de Amsterdam cuenta con 16 líneas, pero vosotros probablemente no utilicéis más de 4 o 5 de ellas, aunque todo depende de donde esté vuestro alojamiento, porque si está muy a la periferia lo tendréis que combinar con el metro de Amsterdam. Las líneas más transitadas y que te acercarán a los lugares de mayor interés en la ciudad parten todas desde la Estación Central. Entre ellas os podemos destacar la 1, la 2, la 5 o la 9.

Lo ideal es que os hagáis con un librito con el mapa de las líneas en color y sus paradas, al estilo de los del metro de Madrid por ejemplo. Lo ideal también es que adquiráis un bono de transportes, porque cada viaje individual cuesta algo más de 2 euros. En la web oficial de la compañía de transportes, Gemeentelijk Vervoerbedrijf, podéis encontrar los precios y posibilidades de estos bonos que os ayudarán a ahorraros unos euros.

Web oficial | GVB
Foto | Flickr – Nicolas Vigier

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.