El café pendiente, una iniciativa con origen en Nápoles

El café pendiente, una iniciativa con origen en Nápoles

Escrito por: Xavi    17 septiembre 2013     Sin comentarios     2 minutos

Napolés es una ciudad desgraciadamente asociada con la famosa Camorra y las organizaciones mafiosas que ejercen control y tiene más poder del que pensamos. Pero para intentar lavar un poco la imagen de esta ciudad, vamos a hablar de una bonita tradición que nació en ella hace ya bastantes siglos: el caffé sospeto.

Caffe Sospeto es lo que hemos traducido como “café pendiente”. Se trata de dejar pagados en algún establecimiento uno o varios cafés de más, para que así gente sin recurso como vagabundos o indigentes puedan luego tomarse su café, o lo que se haya dejado pagado. Es una acción solidaria que está muy de moda ahora, desgraciadamente por un lado, porque ojalá no se necesitase, y afortunadamente por otro, porque la solidaridad siempre es necesaria.

Este gesto solidario tan de moda actualmente tiene sin embargo su origen siglos atrás, y en Napolés. Coincidió también en una mala época en la ciudad, por aquel entonces bajo el mandato del reino de Aragón. La peste, las guerras y otros factores hicieron que la boyante economía napolitana sufriera un bajón y que hubiera gente que empezó a pasarlo mal.

Así pues, el día que se podía o el día en el que un napolitano tenía que celebrar algo, siempre dejaba algo pagado pendiente, con esa intención de ayudar o de compartir su alegría con aquel que no tuviera dinero ni para un simple café o para una copa. O al menos, eso es lo que recogen algunos textos de escritores italianos.

El caso es que esta tradición se ha instaurado en muchos países, y algunas ciudades en concreto han creado sus propias redes de cafés pendientes a través de internet. Y por supuesto, cuando estés en Nápoles, si puedes, cumple con esta bonita costumbre del “caffé sospeto”.

Foto | Flickr – Michael Allen Smith


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.