La Basílica de San Francisco de Asís

La Basílica de San Francisco de Asís

Escrito por: Xavi    19 diciembre 2015     Comentario     2 minutos

La Colina del Infierno, el lugar de Asís donde enterraban a los delincuentes y condenados, fue el curioso lugar que eligió San Francisco para que lo enterraran. Así, el lugar pasó a conocerse como la Colina del Paraíso y es el sitio en el que hoy se encuentra uno de los grandes destinos peregrinos mundiales: la Basílica de San Francisco.

Apenas un par de años después de la muerte del padre de la orden franciscana comenzó la construcción de su gran basílica. Como ya la fama de San Francisco se había extendido a lo largo y ancho del mundo cristiano, llegaron donativos de todas partes y por eso se pasó de una iglesia conventual simple al gran templo que conocemos hoy día.

Curiosamente, en un primer momento los restos de San Francisco se enterraron en la Basílica pero en lugar secreto, tan secreto que se le perdió la pista. En unas excavaciones realizadas en el siglo XIX finalmente se encontró la tumba y a su alrededor se construyó una cripta, bastante austera eso sí en contraste con el resto del templo.

Otro lugar importante del templo es la Capilla de las Reliquias, en la que se encuentran objetos como el hábito de San Francisco o la Regla Franciscana original. También se puede destacar el Tesoro de la Basílica, un museo lleno de las obras de arte de todo tipo que se han ido donando a lo largo de los siglos a la orden.

La Basílica es el epicentro del precioso pueblo de Asís, considerado en su conjunto como Patrimonio de la Humanidad, y por tanto una visita imprescindible. Normalmente está abierta paras las visitas desde las 8:30 horas y no hay que pasar por taquilla.

Más información | San Francesco Assisi
Foto | Flickr – Pug Girl


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.