Feynan Ecoledge, un hotel sin electricidad y con todo el encanto de Jordania

Feynan Ecoledge, un hotel sin electricidad y con todo el encanto de Jordania

Escrito por: Victor Alós    10 julio 2018     Sin comentarios     2 minutos

Este hotel, ubicado en la Reserva de la Biosfera de Dana, cuenta con electricidad generada por la luz solar y utiliza velas como iluminación, siendo sostenible

Al viajar a nuestro destino de vacaciones siempre buscamos los mejores lugares, los que nos permitan disfrutar de todas las comodidades. Pero alguna que otra vez lo que pensamos es disfrutar de esa comodidad, pero en sitios diferentes a los de siempre. En Jordania, en plena reserva de la Biosfera de Dana, está Feynan Ecoledge, un hotel autosuficiente en el que la electricidad no es primordial y únicamente se sostiene por la energía solar.

Al caer la tarde se comienzan a encender las hogueras y las velas, que son las encargadas de alumbrar cada rincón del establecimiento. Pero lo de ser sostenible no se limita al uso de la energía proveniente del sol, sino que también hay una fuerte consciencia social. Y es que en el Feynan Ecoledge solo trabajan personas de la zona, ofreciendo una oportunidad laboral a las familias de la zona. Además, utilizan los ingresos obtenidos para ayudar a proteger el espacio en el que se levanta y a las especies amenazadas que viven en ella.

El Feynan Ecoledge es autosuficiente y sostenible

El responsable de este hotel es Ecohotel, que trabaja en lanzar este tipo de establecimientos. Junto a los propietarios de Feynan Ecoledge promueven el trabajo entre las familias de la zona, no solo en el propio hotel, sino también fabricando las velas que se consumen en el Feynan Ecoledge, sino también mantas de lana, formación de guías expertos en la zona, etcétera.

Pero los que opten por disfrutar las vacaciones en este hotel de Jordania tienen que saber que no se permite fumar y que la comida es totalmente vegetariana. Dos cosas que no son un inconveniente, claro, pero que hay que saber antes de hacer la reserva en el hotel. Eso sí, es una experiencia increíble, ya que está ubicado en un lugar sin contaminación luminosa y uno de los grandes espectáculos que ofrece este hotel es subir a la terraza y contemplar el cielo estrellado.

También se organizan excursiones en todoterreno, bici o andando, recorriendo la Reserva de Biosfera de Dana. Esta recoge las cuatro zonas geográficas del país: la mediterránea, la saharo-arábiga, la irano-turaniana y la sudanesa. Aquí se dan cita especies de África, Europa y Asia, con unas 800 especies de plantas y 449 especies de animales, como el gato de las arenas, el lobo de Siria, el cernícalo primilla y la iguana de cola espinosa, entre otras curiosas especies.

Además, el hotel forma parte de la ruta Jordan Trail, un camino de 650 kilómetros dividido en ocho etapas que comienza en Um Qais y termina en Aqaba, a orillas del Mar Rojo, otro aliciente para descubrirlo.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.