Curiosidades del Castillo de Neuschwanstein

por el 9 febrero 2016

El Castillo de Neuschwanstein

El Castillo de Neuschwanstein es un lo de los lugares más famosos y más bonitos de Alemania, y por consiguiente uno de los más visitados. Ahora vamos a comentar algunas de sus curiosidades, puede que alguna la sepas y otra no, así que puede que te interese saberlas.

Un Castillo construido por un loco …

El Castillo se construye allá por el siglo XIX por orden del rey Luis II de Baviera, al que apodaban El Loco. A este rey no le gustaba el mundo en el que vivía y prefería otras épocas, como la Edad Media, entre otras muchas extravagancias. Así que, por un lado, hay que dar gracias por esa locura que le hizo construir tanto éste como otros castillos, así como convertirse en el gran mecenas de Wagner, al que financió varias óperas.

… que luego también quería destruirlo

Igualmente, hay que agradecer que los súbditos del Rey Loco no llevaran a cabo todas las voluntades de éste, pues era deseo de Luis II que se destruyera todo su legado, y eso incluía éste y los otros castillos que se levantaron en su época. Pero como decimos, afortunadamente no se hizo, puede que por las extrañas circunstancias en las que murió este Rey Loco que acabó apresado por su propio pueblo y del que nunca se sabrá si suicidó o no.

Una obra pensada para la ópera …

Ya hemos nombrado a Wagner y la verdad en que este castillo el gran compositor tiene una gran influencia. Para empezar el nombre podría hacer referencia al Caballero del Cisne, un personaje principal de una de sus óperas. Además, la gran mayoría de las habitaciones se hicieron con la previsión de que en cada una de ellas se representara una ópera en concreto, todas del compositor nacido en Leipzig.

… tan basta que nunca fue terminada

Igualmente, la construcción del palacio conllevaba un gran problema, y es que si por fuera resulta espectacular, por dentro lo es aún más. Se proyectaron más de trescientas habitaciones todas ellas ricamente decoradas y, claro, no hubo tiempo material para que todo se acabara. Wagner no pisó el castillo, el Rey Loco llegó a vivir en él pero durante su construcción, y hoy día sigue del todo incompleto, de ahí que la visita sólo enseñe una parte.

Pero al fin y al cabo, un castillo de dibujos animados hecho realidad

Eso sí, este un detalle nimio porque sigue siendo uno de los lugares más visitados de Alemania y una postal con un enorme encanto. Un castillo de cuento que inspiró a Walt Disney el famoso castillo de la Bella Durmiente, que acabaría siendo el reconocible logo de la productora. Lo que no sabe tanta gente es que aparece también en otra serie de dibujos animados, Los Caballeros del Zodíaco.

Foto | Flickr – Simon Schoeters

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información