La Capilla Palatina de la Catedral de Aquisgrán

por el 22 febrero 2016

La Capilla Palatina es el corazón de la Catedral de Aquisgrán

¿Sabías que la Catedral de Aquisgrán estaba en la lista con los primeros doce monumentos que fueron declarados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO? Pues así fue, estamos ante uno de los lugares de mayor riqueza histórica y patrimonial de toda Alemania y, por eso, vamos a pasar por ella y conocerla un poquito más.

Y para empezar, que menos que hablar de la Capilla Palatina. Si bien en cuanto a lujo y exuberancia se queda atrás con respecto a otros rincones de la catedral, la Capilla Palatina es la parte más importante porque con ella empezó todo, en torno a ella se fue gestando la iglesia que hoy en día se puede contemplar.

Esta capilla se construyó a finales del siglo XVIII y principios del IX como parte del gran palacio que Carlogmano se erigió para su residencia. De todos los edificios de ese gran palacio nada se conserva salvo la Capilla Palatina, por lo que estamos ante el mejor ejemplo de lo que se conoce como arte carolingio.

De forma octogonal, en su momento era la más grande y más lujosa construcción en muchos kilómetros a la redonda. En ella descansan el trono del gran emperador y en ella se enterró Carlomagno, aunque ciertamente la presencia de sus restos en un misterio que todavía sigue sin resolver y del que no se ha encontrado respuesta pese a los trabajos y esfuerzos realizados.

A pesar de la gestión del Sacro Imperio ya no se llevaba en Aquisgrán tras la muerte de Carlogmano, sus sucesivos herederos fueron coronados como emperadores en esta capilla, al menos al principio. Por eso está considerada como Kaiserdome. Otro ejemplo de Catedral Imperial es San Bartolomé, en Frankfurt.

Foto | Flickr – Jim Limwood

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *