Café La Biela

por el 14 Diciembre 2012

Vereda del café

El Café La Biela es uno de los más tradicionales de la Ciudad de Buenos Aires, se encuentra en el exclusivo Barrio de Recoleta, exactamente en la Avenida Quintana 600 en la esquina con la calle Junín.

Si bien puedes optar por sentarte dentro del establecimiento existe la posibilidad de que lo hagas en las mesas exteriores desde donde tendrás excelentes vistas, por ejemplo, la iglesia de Nuestra Señora del Pilar. Es un sitio muy popular entre los habitantes de la ciudad y los turistas.

Durante el siglo XIX el actual barrio de Recoleta era una zona en donde se cultivaba y donde se encuentra el café existía un almacén de ramos generales. En 1850 abrió sus puertas como un pequeño café que se llamaba ‘La Viridita’. Su propietario era un español quien más tarde le cambió su nombre por Aero, ya que contaba con mucha popularidad entre los Pilotos Argentinos Asociación Civil.

Por muchos años ha sido un sitio de reunión de políticos, escritores, actores, artistas y celebridades del medio. En 1950 cambió, nuevamente, su nombre para tomar el actual. En ese momento era muy frecuentado por los seguidores de las carretas de automóviles, incluyendo al reconocido Juan Manuel Fangio.

En su interior puedes ver fotos en blanco y negro de diferentes carreras de coche con una variedad de piezas que son un importante recuerdo, como lámparas, bielas, cuernos. Las paredes tienen tradicionales paneles de madera y cortinas en sus ventanas.

Detrás de la barra aún se conservan las fotos que fueron tomadas del escritor argentino Adolfo Bioy Casares, quien solía acudir al café para reunirse con otro gran talento de la literatura, Jorge Luis Borges.

Durante el año 1999 el Café La Biela ha sido declarado como Bien de Interés Cultural de la Ciudad de Buenos Aires.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr – Bejamin Dunas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enlaces a esta entrada

  1. Bar Soria en Palermo 9 Enero, 2013

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información