La Isla de San Andrés, el mar de siete colores

por el 13 Agosto 2013

Isla de San Andres, el mar de los siete colores

El pasado 19 de diciembre del 2012 la Corte Internacional de Justicia dictaminaba que la soberanía total del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina recayera sobre Colombia. Durante unos años tanto este archipiélago como el resto de islas de los alrededores habían sido motivo de disputa entre el país colombiano y Nicaragua (país que las requería por motivos de cercanía). Ahora ya por fin podemos decir que tenemos otro motivo más para viajar al país cafetero.

San Andrés es una isla caribeña que, a diferencia del resto, ha visto incrementado su turismo solo en los últimos años. Hasta hace una década este pequeño paraíso situado a 700 kilómetros de la costa continental colombiana tan solo aparecía en las guías de viaje como el último refugio de piratas y corsarios. Sin embargo, los tesoros que supuestamente se escondían en sus entrañas eran otros bien distintos.

A esta isla se la conoce como el mar de los siete colores, y no precisamente por la variedad de sus aguas, sino por el intenso impacto visual que produce el gran ejército de peces y corales que viven en él. Si tenéis la oportunidad de llegar en avión asomaros a la ventanilla para descubrir la magia que se produce al llegar a su territorio. De ahí que esta zona sea una de las más frecuentadas por los amantes del submarinismo.

La playa de arena blanca de Johnny Cay es sin duda el principal atractivo de la isla. Para que os hagáis una pequeña idea podéis imaginar la postal de playa caribeña más bonita que hayáis soñado nunca. Colores puros, aguas cristalinas, palmeras de coco y una naturaleza de un verde intenso y exuberante. Tumbarse a tomar el sol o darse un chapuzón en sus aguas se antojan más que imprescindibles.

Aquí en San Andrés, después de que a lo largo de la historia hayan pasado esclavos africanos, piratas ingleses, holandeses y españoles entre otros, vive la cultura raizal. Su huella en las manifestaciones artísticas ha dado paso a un lugar lleno de vida y alegría. El chaparrón turístico de los últimos cinco años no ha provocado aún que se hayan abandonado las costumbres más ancestrales de sus lugareños.

La música de reggae invade las calles y los locales de San Andrés. Merece la pena quedarse unos días para disfrutar de un destino diferente, un paraíso en el corazón del Caribe que desprende música y sabores sugerentes. Con solo leer en los folletos turísticos que vamos a disfrutar de la vista del mar de los siete colores ya caeremos en la tentación de visitarla. No lo dudéis.

– Cómo llegar a San Andrés

Lo más recomendable es llegar en avión. Hay vuelos que parten desde Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cartagena de Indias hasta el Aeropuerto Internacional Gustavo Rojas Pinilla de San Andrés. Desde la capital colombiana se tardan unas dos horas de viaje, algo menos desde Cartagena. También hay vuelos una vez por semana desde otros países como Costa Rica, Panamá o Ecuador.

Foto | Alma Apatrida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información