La Regata Lago Azul en el Lago Balatón
Ocio y cultura

La Regata Lago Azul en el Lago Balatón

Escrito por: slopez
6 Julio 2013
Sin comentarios
2 minutos

Uno de los lugares preferidos por la población húngara y, cada vez más, por los turistas internacionales, es el Lago Balatón, situado a unos cien kilómetros de la ciudad de Budapest. Este lago sirve como escenario para diversas actividades deportivas, culturales y gastronómicas.

Una de ellas se produce a finales del mes de julio y está enfocada a todos los enamorados del deporte de la vela. Hablamos de la Regata Azul (o competición Kékszalag), un evento de dos días de duración (del 25 al 27 de julio) y que hará las delicias de todo aquel que quiere apreciarlo.

La Regata Azul es una de las más antiguas de toda Hungría. Sus inicios datan del año 1934, momento en el que se produjo la primera. Tras la II Guerra Mundial, la organización de la regata estableció que se celebrara cada dos años durante los años impares, para evitar la monotoneidad del mismo.

Antes de comenzar la competición, se produce una especie de desfile de las entre trescientos y trescientos cincuenta embarcaciones (que acogen de mil cuatrocientos a mil setecientos tripulantes), para los miembros del jurado que demarcarán el nombre y los tripulantes de cada una de ellas.

Cuando ya está todo preparado, los participantes de la regata se preparan en una línea de salida imaginaria, justo delante de la zona donde los espectadores podrán admirar este maravilloso elenco de embarcaciones con su colorido correspondiente. Alrededor de diez minutos después, comienza la competición.

El recorrido que se viene realizando está en torno a unos ciento sesenta kilómetros, pasando por los lugares de Balatonfüred (popular centro turístico de la zona donde se encuentra ubicado el lago), Balatonkenese, Tihany (con las mejores vistas sobre el lago), Keszthely, para volver, finalmente, a las orillas del lago.

La competición se cerrará el domingo, 27 de julio, con la entrega de premios y el aplauso de todos los asistentes a este evento, que podrán disfrutar, además, de toda la oferta de ocio y naturaleza que representa el Lago Balatón, especialmente en estos días estivales.

Queda dicho. Para amantes de la navegación, y para los que no lo son tanto pero quieren tener la oportunidad de presenciar una regata legendaria, a finales del mes de julio, en la popular y turística zona del Lago Balatón. Una manera más de conocer las costumbres y tradiciones del país magiar.

Vía | napibalaton
Foto | flickr-pgaben

El Palacio de Festetics
Lugares de interés

El Palacio de Festetics

Escrito por: slopez
6 Abril 2013
2 Comentarios
2 minutos

Si nos marcamos una ruta dedicada a visitar edificaciones importantes de Hungría, uno de los lugares en los que merece la pena aterrizar es la localidad de Keszthely, en el condado de Zala. En esta ciudad encontramos uno de los castillos que mayor duración han tenido en su construcción en todo el país: el Palacio de Festetics.

El Palacio de Festetics fue iniciado en el año 1745 y su edificación duró más de un siglo. Inicialmente erigido sobre un castillo en ruinas, su prolongación en el tiempo hizo que su tamaño aumentara más de lo que se tenía previsto, por lo que, a finales del siglo XIX, se convirtió en una de las tres mayores casas de campo de Hungría.

Palacio de estilo barroco, está localizado cerca del lago Balatón. Gracias a que, durante los conflictos ocurridos a lo largo de los años como la II Guerra Mundial, no sufrió daño alguno, su estructura se ha podido conservar prácticamente intacta, convirtiéndose en uno de los lugares más visitados de todo el país.

¿Qué nos ofrece el Palacio de Festetics en nuestra visita? Pues, en su interior, podemos recorrer el Museo del Castillo Helikon. Este museo data de mediados de la década de los setenta, ya en el siglo XX, manteniéndose independiente al resto del palacio. Su decoración, mobiliario y la forma de vida de sus fundadores, la familia Festetics, queda reflejada en él.

En el interior también podemos apreciar diferentes tipos de salas. Entre ellas, una biblioteca que recoge más de cien mil volúmenes literarios, llegando a ser la única colección aristocrática de Hungría. Un lugar imposible de eludir por todos aquellos amantes de la literatura, tanto histórica como contemporánea.

Otras salas que nos ofrece el palacio son el Salón de los Espejos (magnífica estancia con suelo de madera, decorada con espejos venecianos y con un estilo clásico barroco), el Salón Andrassy (estancia comedor clásicamente ornamentada) o la habitación Festetics, sala creada como auditorio del palacio. Y no debemos olvidar los maravillosos jardines que rodean el exterior del palacio.

El palacio, además, ofrece diferentes tipos de eventos como actuaciones musicales y de danza (a elegir incluso por el visitante previa planificación y presupuesto), un servicio de catering, celebración de bodas (que incluye un salón especial de baile) y de conferencias, talleres de formación y cursos organizados por centros educativos.

Toda la belleza del arte barroco se fusiona tanto en el exterior como en el interior del palacio. Un hermoso recorrido por un legendario lugar que nos permitirá realizar una ruta inolvidable por la historia de las costumbres y el arte húngaro. Sin duda, un punto de referencia que no debemos obviar en unas vacaciones al país magiar.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-blanka.toth


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.