El Palacio de Festetics

Escrito por: slopez    6 abril 2013     2 Comentarios     2 minutos

Si nos marcamos una ruta dedicada a visitar edificaciones importantes de Hungría, uno de los lugares en los que merece la pena aterrizar es la localidad de Keszthely, en el condado de Zala. En esta ciudad encontramos uno de los castillos que mayor duración han tenido en su construcción en todo el país: el Palacio de Festetics.

El Palacio de Festetics fue iniciado en el año 1745 y su edificación duró más de un siglo. Inicialmente erigido sobre un castillo en ruinas, su prolongación en el tiempo hizo que su tamaño aumentara más de lo que se tenía previsto, por lo que, a finales del siglo XIX, se convirtió en una de las tres mayores casas de campo de Hungría.

Palacio de estilo barroco, está localizado cerca del lago Balatón. Gracias a que, durante los conflictos ocurridos a lo largo de los años como la II Guerra Mundial, no sufrió daño alguno, su estructura se ha podido conservar prácticamente intacta, convirtiéndose en uno de los lugares más visitados de todo el país.

¿Qué nos ofrece el Palacio de Festetics en nuestra visita? Pues, en su interior, podemos recorrer el Museo del Castillo Helikon. Este museo data de mediados de la década de los setenta, ya en el siglo XX, manteniéndose independiente al resto del palacio. Su decoración, mobiliario y la forma de vida de sus fundadores, la familia Festetics, queda reflejada en él.

En el interior también podemos apreciar diferentes tipos de salas. Entre ellas, una biblioteca que recoge más de cien mil volúmenes literarios, llegando a ser la única colección aristocrática de Hungría. Un lugar imposible de eludir por todos aquellos amantes de la literatura, tanto histórica como contemporánea.

Otras salas que nos ofrece el palacio son el Salón de los Espejos (magnífica estancia con suelo de madera, decorada con espejos venecianos y con un estilo clásico barroco), el Salón Andrassy (estancia comedor clásicamente ornamentada) o la habitación Festetics, sala creada como auditorio del palacio. Y no debemos olvidar los maravillosos jardines que rodean el exterior del palacio.

El palacio, además, ofrece diferentes tipos de eventos como actuaciones musicales y de danza (a elegir incluso por el visitante previa planificación y presupuesto), un servicio de catering, celebración de bodas (que incluye un salón especial de baile) y de conferencias, talleres de formación y cursos organizados por centros educativos.

Toda la belleza del arte barroco se fusiona tanto en el exterior como en el interior del palacio. Un hermoso recorrido por un legendario lugar que nos permitirá realizar una ruta inolvidable por la historia de las costumbres y el arte húngaro. Sin duda, un punto de referencia que no debemos obviar en unas vacaciones al país magiar.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-blanka.toth

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.